En la isla de los pregonesEn el país de los pregones, quedó seleccionada dentro de las obras finalistas de las 179 novelas presentadas al PREMIO DE NOVELA AZORIN 2007.

Perla María Cepeda, un insumiso espíritu libertario regresa a una Cuba postcastro donde encuentra que su amiga de infancia, María Quiñones, tiene que enfrentar una acusación ante el recién creado Foro de la Verdad y Reconciliación. El motivo de la citación constituye un enigma que solo se devela al final de la novela y sirve de justificación a un flash-back en la vida de cuatro niñas, todas llamadas María, que desenvuelven su existencia en una sociedad que norma y controla cada minuto de sus vidas.

Las historias de amor de las protagonistas con sus respectivas  parejas, una de ellas con una lesbiana andaluza,  están asediadas por una sociedad que descarga sobre ellas el asfixiante peso de la intolerancia política y los prejuicios sociales. Muchos pasajes relevantes de la Revolución Cubana -la Crisis de los Misiles, la zafra de los diez millones, el éxodo del Mariel, la represión a los homosexuales, las cárceles cubanas, las movilizaciones al campo, la irrupción del SIDA, los suicidios-  son incluidos en la narración por la autora quien, para describirlos con fidelidad, se ha apoyado en un vasto numero de testimonios reales.

La saga de estas cuatro Marías enlaza los anhelos, desventuras y conflictos de tres generaciones en un periodo de más de medio siglo. Mientras que sus padres enfrentan el desconcierto de una revolución extraviada, sus hijos se ven atrapados por la desesperanza que los impulsa a la prostitución, las drogas y la emigración para escapar del paraíso que para ellos creyeron construir, con desinterés y sacrificio, sus padres y abuelos. Ilusiones y desencantos, delirios y resacas, amores y odios, emanados de la cotidianidad de ese largo proceso histórico, son narrados con descarnado realismo donde la ternura, el erotismo y la violencia aparecen entremezclados con pinceladas del inconfundible sentido humorístico de los cubanos.

La novela induce a una reflexión acerca de los límites y posibilidades de la condición humana al verse en situaciones extremas, así como de la necesidad de la tolerancia, el perdón y la reconciliación para cicatrizar las heridas del pasado y enfrentar los retos del porvenir en la isla.

Lectores de diferentes nacionalidades, edades y opiniones políticas  que fueron invitados a compartir sus comentarios sobre esta novela han tenido reacciones positivas. “Leerla de un tirón, sin dejarla descansar”, fue el comentario general. Una de las primeras lectoras, Emilita Luzárraga, la esposa de Lino Fernández, expreso político afirmó: “Me ayudó a entender otras aristas de la sociedad cubana y de la lógica de nuestros adversarios que desconocía”.

Nota: La isla de los pregones ha estado por tres meses en la lista de libros más vendidos de Amazon.