La última jugada y El secreto del tío Óscar en en No. 2 y 3 de misterio

Fernando Trujillo Sanz ha logrado ubicar dos de sus títulos en el número 2 y el 3 de la lista  Misterio y Thriller de ebooks en Amazon y ha vendido más de 1000 ejemplares. Es otro de los tantos autores que fue rechazado por editoriales y agentes literarios, por lo que decidió probar suerte publicando con libros electrónicos. Trujillo considera que “los libros digitales son el futuro, y más ecológicos. Los lectores de libros electrónicos van a ser cada vez más, esto no es más que el comienzo. No es que sea adivino, es lo que está sucediendo en el mercado inglés, al que siempre imitamos con unos años de retraso. Se van a vender muchísimos más libros electrónicos cada año. No quiero ni pensar lo que van a vender los que dentro de unos años, no muchos, estén en los puestos de ventas que ahora ocupo yo”.

Fernando Trujillo no se considera un escritor. Dice que es “más bien un aficionado que está tratando de averiguar si las historias que escribe le gustan a alguien más”.

¿Por qué este éxito?

Primero: Sus historias están bien escritas, editadas y formateadas. Están escritas con tanta profesionalidad, que cuesta creer que el autor no ha pasado cursos de redacción o de escritura creativa (como afirma en su blog).

Segundo: Tiene un precio más que barato: $0.99.

 

Un buen comienzo en El secreto del tío Óscar

 

Tercero: Presta especial atención a los comienzos. Cada vez más el inicio de un libro es parte esencial en una historia. Amazon permite descargar los primeros capítulos de cualquier ebook, ventaja que todo lector aprovecha y si el autor no logra “enganchar” al lector en la trama, lo más probable es que no  compré y vaya a buscar otra oferta, tan solo en Amazon hay 721 266 ebooks. Sería algo similar al zipping con los controles de los remotos de televisión: no me interesa, voy a buscar otro libro.

 

Promoción de otros títulos al final de El secreto del tío Oscar

 

Cuarto: Ha usado herramientas de promoción. Al final del libro El secreto del tío Óscar pone una lista de sus otros libros, su blog y su email. Todavía le faltarían otros instrumentos tales como hacer su página de autor en Amazon.

Quinto: Trujillo Sanz ha definido bien a su lector. Es muy difícil escribir teniendo una vaga idea de para quién se escribe. Es necesario imaginar a la persona especial para la que estás escribiendo. Por ejemplo, el lector ideal de Stephen King es su esposa Tabitha. Cuando escribe una escena de miedo está tratando de asustarla. Cuando hace una broma está tratando de hacerla reír. No sé si Fernando Trujillo tenga la suerte de King de tener al lector ideal a su lado, pero creo que lo ha definido como el joven aficionado a los suspensos y a las historias de misterios.

¿Puede cualquiera lograr el éxito de Fernando Trujillo Sanz? No necesariamente. Primero hay que tener una buena historia y saber cómo contarla; que puede sonar parecido pero son dos cosas diferentes.

¿Pudiera hacer el proceso sin una editorial? Poder se puede. Las herramientas están abiertas a todo el que quiera aventurarse de forma independiente. Pero pienso que el mismo Fernando atribuye su éxito a lo que yo llamaría “una editorial informal”. Tiene la suerte de contar con una editora,  su novia periodista –imagino que juega un papel clave-. Varios amigos son lectores críticos y las portadas se las hace un aliado, aunque –y que por favor no se sienta ofendido su amigo- pudieran ser mejores para las exigencias del mercado de Estados Unidos.

Fernando mismo lo dice: “Hay que aclarar que tengo una ayuda más que generosa entre mis amigos y familiares. Para empezar mi novia, que es periodista, hace las funciones de editor, y me corrige los textos, yo solo sería absolutamente incapaz de hacerlo. Sus ojos ven mucho más que los míos. Y también cuento con mi hermano y tres o cuatro amigos que son mis lectores de pruebas. Ellos se leen mis historias y con su infinita paciencia me ayudan a encontrar errores. Sugieren nuevas ideas, y me ayudan con la trama. Sin toda esta gente me sería imposible presentar algo legible. La maquetación y las portadas las hago con un amigo”.

¡Felicidades y suerte Fernando! Creo que tienes madera de escritor.