Santiago Martín, autor de Amaos los unos a los otros

Óscar Piñera Arenas es el seudónimo que ha escogido el autor, Santiago Martín, para homenajear a tres grandes de las letras: Oscar Wilde, Virgilio Piñera y Reinaldo Arenas, marcados y heridos por la homofobia de sus contemporáneos, en un mundo global, donde, salvo en España y otros pocos países, todavía hay mucha tela por donde cortar para corregir ese escenario.
Con este poemario erótico (Amaos los unos a los otros), Martín pretende mostrar que el amor no es sólo un privilegio de los heterosexuales, y a la vez, provocar reflexiones en torno a los prejuicios políticos, sociales y eclesiásticos que aún nos circundan, en el campo del libre ejercicio de esa sexualidad que Dios nos otorgó, a su imagen y semejanza, para que nos amáramos los unos a los otros, de acuerdo a la preferencia de género de cada quien, sin que esto haga peligrar la especie humana, porque homosexuales ha habido siempre, y habrá heterosexuales para rato, a no ser que lo impida una guerra nuclear mundial, en este mundo políticamente tan insano.
Santiago Martín nació en la ciudad de Matanzas, Cuba, en 1955, donde desde la primaria demostró habilidades literarias, pero decidió hacerse ingeniero, y lo logró, hace ya 30 años, sin dejar de escribir poesía, ensayo y cuento como ejercicio cotidiano.
Promotor cultural desde 1987, especialista en pintura al fresco, profesor universitario en Cuba y en México durante varios años, Martín vive en Miami, con la esperanza más íntima de que el diálogo, el humanismo y el conocimiento sean siempre el camino.

Y aquí un poema de Amaos los unos a los otros:

Versos bíblicos

 Atendiendo a la Biblia,
un maricón es, pues,
 un hombre
con todas sus costillas,
es decir,
completo,
con su Eva escondida
al sur de sus tetillas,
como diría
Carilda Oliver Labra,
si fuera homosexual.