Vargas Llosa escribiendo

Don Vargas LLosa escribiendo en un cuaderno

Vargas Llosa nunca tuvo entre sus aspiraciones literarias ganar el premio Nobel. Así lo afirmó en la presentación de El sueño del celta, la nueva novela del Premio Nobel de Literatura 2010.  “Mi aspiración era escribir buenas novelas, buenos libros. El sueño secreto, y creo que es el sueño secreto de todo escritor, es que algún día mis libros se leyeran como yo he leído los libros que a mí me han cambiado la vida. Los libros que me han conmovido, los que me han deslumbrado, los que me han enriquecido como ser humano. Ese ha sido mi sueño. Un sueño que nunca sabré si se hará realidad porque esas cosas se saben cuando uno ya ha desaparecido”

El domingo pasado en “El Desalmuerzo Literario” comenté que la primera pregunta de algunos escritores que se me acercaban para publicar era “¿Cuánto voy a ganar?”. Yenilen Mola, el conductor de esta tertulia, opinó que esos no son verdaderos escritores. No le falta razón porque Vargas Llosa en una entrevista con Iñaki Gabilondo en Madrid, el 3 de noviembre pasado, expresó:

A la hora que me encierro en mi escritorio y me quedo solo frente al papel  no hay Premio Nobel que valga, empiezo a morirme de miedo, de terror, de inseguridad y al mismo tiempo de felicidad. Es un terror feliz, una cosa extraña, y al final sé que lo importante se va a decidir ahí, luchando contra esas palabras siempre díscolas. De pronto exaltándome mucho porque apareció un filón que parece que debo seguir.  Al final eso es lo que es para mí la parte más rica de mi vida. Es la columna vertebral de mi vida y para eso no hay premios que valgan.

Es formidable que mis libros se vendan. Pero la satisfacción que produce la soledad del trabajo, ver que una historia de pronto comienza de pronto a armarse, que los personajes empiezan a moverse, que ahí hay como un simulacro de vida es realmente inexpresable.  Y creo que eso es lo que hace que un escritor vuelta y siga tratando de escribir porque eso es lo que se ha convertido en su manera de vivir.