Baltasar Santiago Martin, autor de los poemas eróticos Amaos los unos a los otros

Baltasar Santiago Martin es un enamorado de las artes. Ama al ballet, la ópera y la literatura como si fueran sus seres más queridos. Baltasar es un tipo extraordinario, buen amigo, tenaz y porfiadísimo  en sus empeños. Nunca lo he visto flaquear, ni en los momentos más duros que cualquiera puede tener a lo largo de la existencia.

Eriginal Books publicó su libro de poemas eróticos Amaos los unos a los otros que será presentado el próximo miércoles 16 de febrero en el Centro Cultural Cuba Ocho (1465 SW Suites 106/107 Calle 8th Miami, Fl 33135). A propósito de ese encuentro lo entrevistamos en su casa de Hialeah.

Eriginal Books: ¿Cuál consideras tu mejor cualidad?

Baltasar Santiago Martin: La fuerza de voluntad, mi perseverancia.

Baltasar Santiago Martin con su mamá, en Matanzas

EB: ¿Hay algo que te reprochas en la vida?

BSM: Sí, el no haber sido más tolerante con los achaques de mi mamá debido a su enfermedad, y el no haberla abrazado y besado más, con más sentido de que la iba a perder.

EB: ¿Tu principal defecto?

BSM: Tengo varios: no tolero que me regañen, no me gusta limpiar la casa, soy demasiado sincero, y a veces soy colérico e impulsivo. 

EB: Si pudieras echar tu vida atrás, ¿qué cambiarías?

BSM: Hubiera sido mucho más amoroso con mis padres y con mis tías y tíos, que lo fui, pero los hubiera abrazado y besado más, porque todavía los lloro.

EB: ¿Tus héroes de la vida real?

BSM: Mis padres, porque fueron unos luchadores toda su vida, hasta el final, y dejaron un grato recuerdo en los que los tratamos, y mi pareja, por su honestidad, su sensibilidad y su devoción por su familia y por mí. 

EB: ¿Qué tipo de música prefieres?    

BSM: La música clásica, y sobre todo, la ópera y el ballet.

EB: ¿A quién admiras en el mundo del arte escénico?

BSM: A María Callas, por su voz absoluta y su  dominio de la escena; a Alicia Alonso, por haber podido bailar como nadie, a pesar de su debilidad visual y luego su ceguera, lo cual es un misterio inexplicable.

EB: ¿Quién es tu novelista favorito, y por qué?

BSM: Agatha Christie, por los convincentes análisis sicológicos de sus personajes, el manejo genial de los diálogos, y su prolífica imaginación.

EB: ¿Tu poeta preferido?

BSM: Carilda Oliver Labra, como poeta y como ser humano.

EB: ¿A quién más admiras en el mundo de la literatura?

BSM: A Emilio Zola, Benito Pérez Galdós, Charles Dickens; a Heberto Padilla como primer poeta “cimarrón”  del castrismo; a Belkis Cuza Malé, como escritora total y editora incansable de la revista Linden Lane Magazine, y a Milan Kundera, por sus novelas de la pesadilla socialista en Checoslovaquia, donde los cubanos nos sentimos reflejados.

EB: ¿Tus libros favoritos?

BSM: La feria de las vanidades, de William Makepeace Thackeray

Fuera del juego, de Heberto Padilla.

El rojo y el negro, de Stendhal.

La insoportable levedad del ser, de Milan Kundera

Chiquita, de Orlando Luis Rodríguez

El siglo de las luces, der Alejo Carpentier

El asesinato de Roger Ackroyd, de Agatha Christie

Oliver Twist, de Charles Dickens.

Naná, de Emilio Zola.

Tristana, de Benito Pérez Galdós.

EB: Si te sacaras varios millones en la Lotto, ¿qué harías con tanto dinero?

BSM: Pagaría todas mis deudas, viajaría más por el mundo, y seguiría siendo un mecenas y un promotor del arte público, pero con mucho más alcance y proyección local e internacional gracias a ese dinero. También viajaría a África y a Centroamérica para financiar varios proyectos que le mejoren la calidad de  vida a la gente, como una escuela, un acueducto o un hospital; y ayudaría a mi familia y a mis amigos a realizar sus sueños.

EB: ¿Cuál consideras que es tu mayor logro personal?

BSM: Haber llegado a los 55 años sin hacer concesiones políticas ni éticas, sin fingir ni mentir, y sin perder mi esencia.

EB: ¿Qué te gustaría que escribieran en la tarja de tu tumba?

BSM: Pedí en mi testamento que me incineren y echen mis cenizas en el río San Juan de Matanzas, pero me gustaría que me recordaran como alguien que fue sincero, agradecido y buen amigo.