¿Cómo representar el asesinato del honor?

Uno de los primeros ejercicios académicos que tuvo Salvador Dalí a los 16 años fue pintar el viento. ¿Cómo pintar el viento? Dalí lo pinto mediante un paisaje donde los árboles se movían.  Un reto semejante tuvo el diseñador de El otro paredón.  ¿Cómo representar algo intangible como el honor? Y ¿cómo representar el asesinato del honor?

El asesinato de reputaciones es algo más serio que alguien susurre al oído de otro o la difamación.  El gobierno cubano lo ha hecho desde hace 50 años pero ahora usa Internet para crear anillos de difamación.

El talentoso artista gráfico cubano-costarricense, Eduardo Elizalde, diseñó una cubierta excelente.  Al exponer su propuesto expresó:

El concepto que desarrollé fue el de reflejar el asesinato del honor y la reputación con la huella digital ensangrentada. ¿Por qué la huella? Porque comunica identidad, la cual es la base de la reputación y el honor… Sin identidad nada de eso puede existir, ni honor, ni reputación.

Los tres colores y las tipografías fueron seleccionadas para crear una atmósfera oscura y oculta, propia de estos temas.

El otro paredón

Primera propuesta de diseño.

 

El otro paredón

El otro paredón. Diseño definitivo. Libro sobre asesinatio de reputaciones en Cuba