Mi hijo va a ser feliz

Mi hijo va a ser feliz, llena un vacío de los títulos en español sobre la educación para los niños con alguna discapacidad

Cada minuto nacen 250 niños en el mundo; 25 tendrán alguna discapacidad física o mental.  En la actualidad alrededor del 10 por ciento de la población total mundial, o aproximadamente 650 millones, viven con una discapacidad. Se reconoce como el grupo minoritario más grande del mundo. Son muchas  las familias hispanas en la que alguno de sus miembros tiene alguna discapacidad.

En Estados Unidos aproximadamente 6.5 millones de niños reciben educación especial y circulan libros y manuales sobre el tema, sin embargo no existe literatura en español que oriente a los padres en la educación de niños con alguna discapacidad. Mi hijo va a ser feliz. Guía práctica para una educación especial efectiva, de la psicóloga y especialista Amalia Tomlinson, es el primer libro en español publicado en Estados Unidos que brinda información al respecto y, como su título lo indica, es una “guía práctica” que resulta informativa, fácil de leer e inspiradora.

Amalia Tomlinson además de ser una experta en el tema, ha vivido una experiencia personal con su sobrino Amado Enmanuel que nació con una severa parálisis cerebral. Fue ese trauma familiar lo que hizo que dedicara su vida al estudio de la educación especial dirigida a familias hispanas.

En las culturas hispanas existe un fuerte arraigo cultural de prejuicios hacia las discapacidades. Muchas veces la mujer carga con la responsabilidad de semejante “desgracia” y es costumbre esconder lo que se considera motivo de vergüenza. Pero de cierta manera también refleja la preocupación principal de todo padre, que en esencia es hacer que su hijo se pueda valer por sí mismo.

En terminos generales,  los padres hispanos de un niño con alguna discapacidad muestran una gran preocupación por ayudar a sus hijos a mejorar su calidad de vida, comprender mejor sus necesidades y potencialidades en su vida presente y futura, pero en ocasiones se sienten desorientados y frustados. Es por esa razón que esta guía resulta muy valiosa para ellos:  porque cubre de una manera práctica, sin complejidades ni lenguaje especializado los principales aspectos de la educación especial.

Este libro de Amalia Tomlinson guía a los padres en los diferentes tipos de discapacidades, las leyes en Estados Unidos que los protegen y los lugares donde pedir ayuda. Con profundo espíritu católico, ofrece apoyo espiritual en el proceso de educación especial porque como afirma un pensamiento de Scott  Hamilton que a la autora le gusta repetir: “La única discapacidad en la vida es una mala actitud”.

 Mi hijo va a ser feliz. Guía práctica para una educación especial efectiva está en venta en Amazon y en enero se publicará en edición electrónica.

Para más información sobre el libro ver: Bestsellers de Eriginal Books