El Departamento de Justicia ha advertido a Apple Inc. y a cinco de los mayores editores de Estados Unidos que planea una demanda por una supuesta conspiración para subir el precio de los libros electrónicos, afirma el diario neoyorquino The Wall Street Journal.

Aparte de Apple, el Gobierno de EE UU prepara una demanda contra las casas editoriales Simon & Schuster, Hachette Book Group, Penguin Group, HarperCollins Publishers y Macmillan. Algunas de las empresas implicadas están en negociaciones con la justicia para resolver el caso fuera de los tribunales, según personas que han tenido acceso a las investigaciones, entrevistadas por el diario estadounidense.

El caso se centra en la estrategia de Apple para cambiar la forma en que los editores cobran por los libros electrónicos cuando se preparaba para presentar su primer iPad a principios de 2010. Tradicionalmente, los editores venden los libros a los minoristas a la mitad del precio de venta recomendado. En virtud de ese “ modelo al por mayor,” los libreros estaban entonces en libertad de ofrecer los libros a los clientes por menos del precio de portada si así lo deseaban. La mayoría de los libros físicos se venden utilizando este modelo.

Para construir su liderazgo inicial en los ebooks, Amazon Inc. vendió muchos de los nuevos éxitos de ventas a $9.99 dólares (más barato que la edición impresa de tapa blanda) con el objetivo de alentar a los consumidores a comprar su lector electrónico Kindle. El primer kindle apareció en el mercado en noviembre de 2007. Pero a los editores no les gustaba demasiado esa estrategia, por temor a que los consumidores se acostumbrasen a los libros electrónicos de bajo costo, como finalmente ha sucedido, tampoco se sentían felices porque se limitaba la capacidad de los editores  para vender más caros los títulos.

Tal y como queda reflejado en una reciente biografía de Steve Jobs, escrita por Walter Isaacson, Jobs quiso forzar un cambio hacia lo que denominó un “modelo de agencia”. “Les dijimos a los editores: ‘Iremos hacia un modelo de agencia, en el que ustedes establecerán el precio, nosotros nos quedaremos el 30%, y sí, el cliente pagará algo más, pero eso es lo que  ustedes quieren de todos modos”, afirmó Jobs en el libro.

Ese es precisamente el modelo con el cual Apple entró en el mundo de las ventas musicales con el portal  iTunes, que luego fue ampliado a las aplicaciones informáticas con su teléfono iPhone. Ante ese éxito, y según alega ahora el Departamento de Justicia en Washington, las editoriales conspiraron con Apple para instaurar ese modelo en el mundo editorial.

El Departamento de Justicia considera que Apple y las editoriales actuaron de forma pactada para acabar perjudicando al consumidor. Los fiscales alegarán en esa demanda que, además, la empresa que lideró Jobs llegó a un acuerdo con los editores para que no ofrecieran sus libros a un precio menor a otros portales de venta, como el de Amazon, impidiendo una competencia libre.

Apple presentó una defensa de 31 páginas ante las acusaciones del Departamento de Estado (Verla aquí) y argumentó que si quisieran establecer un monopolio no permitirían la aplicación de lectura de los libros de Amazon para Iphone o Ipad.

ALGUNAS CIFRAS DEL LIBRO ELECTRONICO (E-BOOK)

Más de un millón de Kindles se vendieron en Amazon en diciembre del 2011

Amazon no ofrece cifras exactas de ventas, pero en un comunicado de diciembre del 2011 dijo que registraba ventas de un millón de dispositivos (lectores kindle) por semana.

Para los editores, las ganancias obtenidas a través de la publicación de libro digital (ebooks) es el segmento de más rápido crecimiento de la empresa editorial en un momento en que la venta de libros físicos está en declive. Las ventas de libros electrónicos fue más que duplicada  en un año, llegando a cifras de $ 970 millones en 2011, según una encuesta de 77 editoriales llevadas a cabo por la Asociación de Editores de Estados Unidos. A medida que más consumidores migran hacia los lectores electrónicos o las tabletas, el número de consumidores de lectura digital es probable que aumente.