Marta Querol, otra autora que triunfa con la publicación electrónica en Amazon

Marta Querol, otra autora que triunfa con la publicación electrónica en Amazon

Marta Querol Benèch quedó como finalista del Premio Planeta, uno de los más prestigiosos de la literatura hispana, en el año 2007.  Todo un record tratándose de su primera novela que compitió con 469 candidatos.  Aun con esas credenciales no le fue fácil conseguir editor y cuando lo logró no se sintió del todo satisfecha.

Decide entonces publicar por su cuenta como libro electrónico en Amazon y ¡sorpresa!, una autora desconocida se coloca en los bestseller y lleva más de dos meses en el número 1 de los Top100, por encima de otros autores archiconocidos como Stephen King o Juan Gómez Jurado.

El final del Ave Fénix narra la vida de dos familias en la ciudad de Alicante, en España, en los años 30 del siglo pasado. El tema podría ser trivial, pero la trascendencia de la novela surge de los conflictos entre los personajes, historias de mujeres y hombres que rompen estereotipos y que, sin duda, mantienen una vigencia. España es el trasfondo, la universalidad está en la historia de Elena Lamarc y Carlos Company.

 

Bestseller El final del ave fénix

El final del ave fénix bestseller en Amazon dentro de los 100 más vendidos (en número 1) y también en primer lugar en bestseller de ficción histórica y romance.

En otras entrevistas has dicho que ser finalista del Premio Planeta 2007 no abrió automáticamente las puertas para que otras editoriales te publicaran.  ¿Cómo fue el proceso?

En un principio pensé que al quedar finalista podría publicar con Planeta, pero me comentaron que no entraba dentro de su política de empresa publicar a los que llegaban a la final. Fue una decepción, pero no me desanimé y empecé a llamar a otras puertas de editoriales conocidas. Allí el problema era que mi única diferenciación frente a cualquier otro autor novel era haber quedado finalista en un premio de su competencia directa, y eso no gustaba. Por otra parte, que argumentaban que el prólogo de mi novela era demasiado realista y los lectores no estaban preparados para leer algo así. Al final conseguí publicar en una editorial pequeña que valoró muy positivamente la obra.

¿Cómo es que una exitosa asesora de empresas para gestión de excelencia terminó de escritora?

Cuando escribí la novela ya había cambiado el trabajo de asesora por el de directora de calidad de una empresa multinacional de iluminación. Fue duro porque escribía a costa de horas de sueño. Pero era algo que necesitaba hacer y lo hice. Y no me arrepiento del cambio que he dado a mi vida.

Sergio Vila-SanJuán reflexionó en un artículo del periódico La Vanguardia acerca de la relación de  experiencias laborales previas de los escritores con su obra.  Vila-SanJuán dice “El diplomático Paul Morand, el médico Louis Ferdinand Céline, el aviador Antoine de Saint-Exupéry, el empleado de seguros Franz Kafka, ¿qué hubieran escrito sin el bagaje de sus oficios? Sin duda algo diferente a lo que aún les da vigencia”. Y en tu caso ¿qué crees que te aportó tu oficio previo a tu labor como escritora?

De todo se aprende en esta vida y se sacan experiencias, aunque no he escrito nada relacionado con mis trabajos de asesoría o dirección de calidad en una industria de iluminación. Pero asesorar empresas de muchos sectores, como textil, marroquinería, construcción y tantos otros, te familiariza con el lenguaje propio de cada uno de ellos.

Y luego está el método de trabajo, la organización a la hora de ordenar las ideas, algo fundamental en mis anteriores responsabilidades y que creo ha sido la misma a la hora de escribir. Es algo que ha ido conmigo desde siempre, pero que con los años de experiencia laboral se ha perfeccionado.

¿Pasaste algún curso antes de empezar a escribir?                                                                       

No, nunca había hecho ningún curso. Después de quedar finalista sí que me apunté a uno para comparar lo que decía la teoría con lo que yo había hecho en la práctica y mejorar. Me encantaría que hubiera sido al revés, pero comencé a escribir sin intención de publicar y de forma tan repentina que no tuve tiempo de plantearme lo de hacer un curso (ni en aquella época habría tenido tiempo de hacerlo).

¿Cómo fue el proceso de creación de El final del Ave Fénix? ¿Cuánto tiempo te tomó?

Escribir la novela, tal cual la envié a Planeta, nueve meses. Después de quedar finalista y darme cuenta de que había escrito algo que podría llegar a publicarse, le dediqué un año más a pulirla, mejorar las tramas y revisarla.

¿Qué fue lo más difícil?

A la hora de escribir, lo más difícil fue darle una coherencia a la historia y conseguir que el lector no se perdiera. Se narra la historia de dos familias en paralelo y tenía que facilitar el que no se perdieran entre una y otra.

¿Y lo más fácil?

Lo más fácil, aunque también lo más doloroso, fue el prólogo. El prólogo me salió como un torrente, como un impulso febril en el que casi no era consciente de que escribía en vez de pensar, pero al escribir vivencias tan personales también resultó doloroso, como lo son casi todas las catarsis.

¿Cuál crees que es tu personaje femenino más logrado?

Difícil pregunta. Tengo el corazón dividido entre Dolores Atienza y su hija Elena Lamarc. Creo que cada uno lleva el peso de la novela en una parte de ella, y están muy definidos los dos, o al menos lo he intentado. O la Vero, aunque es un personaje que «explota» en la siguiente novela, aquí ya tiene un carisma que no deja indiferente.

Pero Lucía Company es un secundario que creo todo el mundo se encariña con él, o Clara, la doncella. Cada personaje tiene vida propia.

¿Y el masculino?

Ahí me ocurre algo parecido, aunque tal vez por la fuerza de su personalidad destacaría a Gerard Lamarc. Pero Carlos Company o el mismo Luisito que tiene una aparición muy cortita tienen unos perfiles muy marcados.

¿Por qué decidiste publicar de manera independiente en Amazon como libro electrónico? ¿Cómo ha sido la experiencia?

He tenido dos experiencias de publicar en papel y ninguna ha sido satisfactoria. Con la segunda editorial al principio el libro era fácil de encontrar, pero al cabo de un par de meses mucha gente interesada me contactaba por Facebook sin conocerme preguntándome dónde podían encontrar mi libro. En las librerías no estaba y cuando lo pedían expresamente muchos libreros les contestaban que estaba agotado. Y no era cierto. Es algo desesperante para un escritor ver que la gente quiere leerte pero que los problemas de distribución lo hacen imposible. Y entonces, pasado un año en esas condiciones, me decidí a subirlo a Amazon y Smashwords.

Y la experiencia no puede haber sido más satisfactoria. En Smashwords ha sido menos potente ya que no hay listados de libros en español y es difícil hacerte visible. Pero en Amazon poco a poco fue subiendo y la respuesta de los lectores ha sido brutal. Nunca pensé llegar a estar la nº1 en el TOP100 general de una lista como Amazon España y ya llevo una semana ahí y más de dos meses en el Top100. Y actualmente estoy vendiendo con regularidad en todos los dominios. Después de los problemas habidos, saber que te lee gente de todo el mundo es una sensación impagable.

Desde que empezase a buscar editor en el año 2007 hasta ahora el mundo editorial ha cambiado. ¿Cinco años más tarde crees que la autopublicación es un pecado “mortal”?

Me hace gracia porque justo hay una entrada en mi blog con ese título

He escrito una serie de artículos sobre lo que yo llamo Leyendas urbano-literarias y esa es una de ellas. Durante mucho tiempo fue un estigma, sin embargo hoy en día ha cambiado por completo la imagen, y gracias a portales como Amazon y similares, pero principalmente Amazon, se ha convertido en un escaparate, en una forma de dar a conocer obras que de otra forma no llegarían a los lectores y que puedan demostrar que pueden ganarse un espacio en el mercado. Se ha convertido en un aval.

Dedicatoria de Marta Querol en la edición electrónica de su novela El final del ave fénix. Esta "novedad" en los libros electrónicos fue sugerencia de un lector

Una de las desventajas de los libros electrónicos es que el autor no puede firmarlos. Por primera vez encontré que tu edición electrónica está dedicada y firmada ¿cómo se te ocurrió esa idea?

Pues gracias a Oscar, un lector que me contactó a través de mi blog y comentando temas de maquetación me dio un montón de ideas, y entre ellas la de dedicar la novela. Me gusta hablar con ellos, siempre me enseñan algo y he recibido mucha ayuda de mis lectores en aspectos que no domino demasiado. Me pareció un bonito detalle y así lo hice. No puedo dedicarlas todas, porque lleva bastante trabajo personalizarla y el volumen de ventas actual es de locura, pero en casos especiales lo he hecho.

Has bautizado en tu blog a la edición electrónica como “edición flexible”. ¿Quieres explicar a los lectores que quieres decir con esa afirmación?

Cuando se edita un libro en papel, es casi inamovible, desde la portada hasta la última coma. Los cambios son caros y costosos. En digital, puedes cambiarlo todo, puedes corregir erratas (siempre se cuela alguna), modificar la portada si no tiene tirón, añadir notas, fotos, lo que quieras. Tienes un control total sobre la obra al menos cuando la gestionas tú misma.

Has afirmado: “La fórmula que hace que una historia guste a la inmensa mayoría de las personas siempre será un misterio” ¿Y en tu caso? ¿Cuál es el misterio para que El final del Ave Fénix se convirtiera en un bestseller en Amazon?

Eso sería mejor que lo dijeran los propios lectores. Mi novela es la misma que era, solo que ahora quien quiere leerla, puede hacerlo. Y por lo visto son muchos los que quieren.

¿Cuándo estará disponible la próxima novela? ¿Puedes adelantar algo a los lectores?

La nueva novela estará disponible muy pronto. No puedo adelantar nada pero los derechos ya los tiene una editorial importante y se han comprometido a sacarla en breve, aunque no puedo decir aún los detalles.

Esta segunda novela es parte de la primera, y amplía las vivencias de Elena Lamarc durante los años 60-70, que en la primera novela transcurren sin entrar tanto detalle como los años anteriores. Se despliega todo el abanico de esa época llevándola por guerras personales y también guerras reales, como la del Líbano. Creo que sorprenderá.

¿Esa editorial también tiene los derechos como libro electrónico, es decir va a publicarla  también como ebook? Si es así ¿cómo piensas mantener la retroalimentación de la opinión de los lectores luego que como autora autopublicada podías tener diariamente las informaciones de ventas?

¿Algún consejo para los escritores noveles?

Trabajar, perseverar, no tener prisa y no rendirse si creen que lo que han escrito vale la pena. Hay que luchar por lo que se cree y las cosas no se consiguen sin esfuerzo.

Muchas gracias por compartir con los lectores de Eriginal Books

Marta Querol, una autora novel se ubica en el número 1 de los 100 libros más vendidos de Amazon España