“Delio Regueral es, por suerte, además de un admirable ser humano, un fotógrafo excepcional, de los que ya casi no se “fabrican”, que vive su negocio como un arte, y así se lo hace sentir a sus modelos-clientes-amigos” afirma Baltasar Santiago Martín.

Baltasar también me dijo que Delio tiene un alma linda, a lo que yo además  agregaría: y un espíritu generoso.

Conozco la magnífica obra fotográfica de Delio Regueral, pero apenas hemos intercambiado algunas palabras en un par de presentaciones de libros en Miami. Sin embargo, cuando necesité una de sus fotos – para la portada de un libro de un cubano de la isla- me contestó enseguida afirmativamente.

Cuando leí por primera vez Cleopatra reina de la noche, recordé la exposición de desnudos (Nudes) que Delio había preparado en el año 2009. Lo difícil era decidir entre tantas fotos, varias de las cuales son verdaderas obras maestras del arte fotográfico. Muchas de las fotos de la colección Nudes sugieren vulnerabilidad y tragedia, y Cleopatra es una historia sórdida. Es el testimonio sin cortapisas de una jinetera en La Habana. Luego de muchas vueltas, el diseñador escogió 6 fotos y aun así fue difícil decidir. Al final,  después de una segunda y una tercera selección quedó la que bautizamos como “la costilla de Eva”.

Gracias Delio, por ayudar en la publicación de Cleopatra, una prostituta en tiempos difíciles, del villaclareño Amador Hernández.

Las seis fotos finalistas

Foto de Delio Regueral. Nude número 6

Foto de Delio Regueral. Nude Número 9

Foto de Delio Regueral. Nude Número 26

Foto Delio Regueral. Nude Número 32

Foto Delio Regueral. Nude Número 46

Foto Delio Regueral. Nude Número 48, bautizada como "la costilla de Eva"

Portada de "Cleopatra, una prostituta en tiempos difíciles". Foto de Delio Regueral. Diseño de Elena Blanco