50 Grados de Gray, lleva casi 2 meses en el No. 1 de los bestseller de Amazon

50 Grados de Gray, lleva casi 2 meses en el No. 1 de los bestseller de Amazon

Fifty Shades of Grey  (Cincuenta sombras de Grey) es una novela que se ha colocado en las listas de libros electrónicos más vendidos de The New York Times y en Amazon, la librería online más grande del mundo. Críticos y periodistas culturales afirman que ha reavivado el género erótico.

En España  Cincuenta Sombras de Grey  ha inaugurado un subgénero al que han llamado “porno para mamás” porque la mayoría de los lectores son mujeres de mediana edad. Lo que ha llamado la atención a editores y periodistas es que este boom de ventas está asociado a los libros electrónicos.

El género erótico entró en crisis hace varios años. La editorial Tusquets inauguró  el Premio La sonrisa vertical en 1977 y luego de veintiséis años de existencia decidió suspenderlo en el año 2004,  por la difusión del erotismo en otros géneros. Según el comunicado de prensa “la expresión literaria del erotismo ha ido gradualmente asimilándose a la narrativa general y se ha integrado, de un modo natural, en colecciones literarias no acotadas específicamente al género erótico”.

Lo cierto es que por los tabúes relacionados con la temática erótica muchas personas no se sienten cómodas con que los vean leyendo ese tipo de libros. Ana Liarás, editora de Grijalbo,  sello que publicará en España Cincuenta sombras de Grey, opina: “A mucha gente le da vergüenza que la vean leyendo estos libros en el autobús o tener que pasar por una caja a pagarlos. La discreción que la ausencia de portada confiere al libro electrónico hace que se sientan más libres para consumirlos”.

No le falta razón a la editora de Grijalbo porque más de una señora con una sonrisa pícara me ha susurrado al oído  cuando hablábamos acerca de libros electrónicos: “lo mejor de todo es que puedo leer lo que quiera sin que nadie sepa lo que estoy leyendo”.

Barnes & Nobles, la mayor cadena de librerías de Estados Unidos, afirma que la novela rosa es la que más está creciendo en el mercado del libro electrónico. 50 Grados de Grey es una novela que no va desde la primera página al grano, desarrolla una historia romántica tradicional y dibuja con detalles a los personajes, aunque luego la trama da un giro a una típica práctica bondage, considerada por algunos sexólogos como uno de los juegos eróticos más comunes porque provoca la “liberación de inhibiciones y responsabilidades, en la medida en que confían las llaves del juego erótico a otra persona”.

Sin embargo, con las prácticas bondage –que también es una refinada y antigua tradición en Japón llamada shibari- no hay daño real, es un juego. No pasa así con la prostitución.

Foto de la portada de Delio Regueral

Eriginal Books acaba de publicar  Cleopatra, una prostituta en tiempos difíciles del villaclareño Amador Hernández Hernández.  Este libro narra la historia real de Yenín, una jinetera en La Habana durante los años 90. No se describen en Cleopatra juegos eróticos para avivar la libido sepultada por la cotidianidad de mamás aburridas. Cleopatra es la exposición del bajo mundo cubano donde el sexo, descarnado y directo, no es un juego. Es una memoria sórdida donde Yenín  sí corre verdaderos peligros y sufre daños irreversibles.

Cleopatra, una prostituta en tiempos difíciles fue un bestseller en Cuba, la primera y única edición se agotó en días (Cleopatra, reina de la noche, Editorial Capiro, 2005), pero luego no fue reeditada. Eriginal Books la publicará en una edición electrónica, para aquellos que les da vergüenza que los vean leyendo “ese tipo de libros”. En el próximo mes saldrá una edición impresa, para los que no tienen vergüenza.