Hoy temprano mientras tomaba mi café matutino, mi esposo me preguntó qué estaba leyendo. “Una novela de un filósofo español… y está muy buena” contesté. Mi esposo se ofendió, él también es filósofo, y tiene muchísimos talentos, pero el arte de contar historias no tiene nada que ver con el nivel intelectual. Se trata de tener una buena historia y saber cómo contarla, y Antonio Jareño, además de filósofo domina también el arte de escribir ficción.

No todos moriréis, novela del filósofo español Antonio Jareño

He estado indagando y haciendo varias encuestas para determinar qué es un buen libro. Las respuestas son tantas como lectores hay, pero hay cierto nivel de coincidencia en que un libro tiene que “atrapar” al lector.  Tiene que ser adictivo. No puedes parar de leer y maldices la hora en que tienes que dejar la lectura porque tienes otras obligaciones que cumplir. “No todos moriréis” es un gran libro, cumple con todos esos requisitos, con una trama intrigante que atrapa desde las primeras páginas.

Tropecé con “No todos moriréis” en una encuesta que hizo el autor en Facebook para determinar cuál portada resultaba más atractiva para esta novela.  Más de uno le advirtió que era muy difícil poder opinar sin tener una idea del tema. Pienso que la portada se queda por debajo de esta historia intrigante que enlaza de manera magistral diversos personajes en busca de la fórmula para la inmortalidad, y no digo más para no estropear la lectura.

Arriesgaría una apuesta a que “No todos moriréis” estará muy pronto en las listas de los bestsellers de Amazon.

Otras opiniones

“Una historia fantásticamente bien escrita, en donde no se deja ningún cabo sin atar”
Blanca Miosi.

“El argumento es genial; la estructura, excelente; la forma de abordar el tema, innovadora. Sin duda el autor se apuntará un gran éxito con esta historia”
Les Quintero