Las percepciones son engañosas. Para empezar tenemos que decir que dependen mucho de otro elemento llamado gustos o preferencias. Todos nosotros desarrollamos millones de gustos y preferencias acerca de millones de cosas en la vida. Los humanos nos diferenciamos uno de los otros en parte, debido a nuestros gustos y preferencias particulares.

Volviendo al tema central de este escrito, tenemos que definir que es un buen libro. Primero, para que un libro sea bueno, quien lo lee tiene que haber desarrollado gustos y preferencias por los libros. Se entiende además, que el lector ha adquirido el hábito de la lectura y que es un lector con ciertos grados de ilustración.

Para un lector de biografía histórica, un buen libro describe hechos históricos. Sus gustos y preferencias de la lectura están marcados por este tipo de libros. Para un lector con el gusto literario del realismo mágico, “Cien años de Soledad” de Gabriel García Márquez es un libro no solo bueno, sino excelente. Este libro lo es sin que importen mucho los gustos y las preferencias de los lectores. Para un lector de gustos y preferencias literarios simples lineales, “En Nombre de la Rosa” de Umberto Eco puede resultar un libro sin sentido y aburrido.

No estoy cuestionando el hecho básico de que cada libro y género literario tiene su propio valor intrínseco. Además, el dicho dice, que “para los gustos se hicieron los colores”.

Un buen libro es aquel que está bien escrito. Y solo un buen escritor puede escribir un libro. Un buen escritor sabe bien cuando ha alcanzado la maestría en el arte de escribir libros. Si es un libro de ficción, como relato o novela, el escritor del libro se “adapta” al género, está bien argumentado, la trama está en armonía con los personajes y el ambiente histórico y cultural, etc.

Un buen libro es aquel que le habla al lector mientras es leído

Un buen libro es aquel que le habla al lector mientras es leído, y que provoca en el lector el tipo de emociones y sentimientos que el autor diseñó para el lector. Un buen libro saca el lector de sus pensamientos habituales, y lo transporta al mundo creado por el autor.

Al final de la lectura, cuando el lector lee un buen libro, sus percepciones, emociones y sentimientos han sufrido cambios. Todo lector que lee un buen libro desea leerlo de nuevo en algún momento, y lo recuerda con sentimientos agradables. Un buen libro tiene el poder de cambiar los gustos y las preferencias literarios de los lectores, al menos temporalmente. Por lo general, un buen libro saca al lector de su realidad cotidiana y lo traslada a un mundo mejor y más placentero descrito por el autor.

Un buen libro tiene el poder de unir, aunque sea temporalmente, al lector y al autor por medio de las imaginas y las fantasías que el libro provoca. El lector de un buen sabe que valió la pena sumergirme en el mundo de la lectura, porque siente que la lectura del libro lo hizo ver su vida desde una perspectiva novedosa y más atractiva y placentera.

Tomado del blog de Hector Williams Zorrilla

Hector Williams Zorrilla ha publicado 6 libros. Es dominicano y esta casado con Clemencia Zorrilla. Han viajado por el mundo como conferencistas invitados. Ellos han publicado dos libros escritos en conjunto: “Recetas para Enriquecer tu Matrimonio: Como mantener las llamas del amor”, y “Recetas para Enriquecer tu Vida Sexual: Como disfrutar de tu sexualidad en el matrimonio”. Ambos libros estan disponibles en Amazon. Sus libros son inspiradores y motivacionales. Te puedes comunicar con ellos por en: hectorwilliamszorrilla@yahoo.com