Por Orhan Pamuk, ganador del Premio Nobel de Literatura 2006

¡Escribo porque tengo una necesidad innata de escribir!

Escribo porque no puedo hacer un trabajo común como los demás.

Escribo porque quiero leer libros como los que escribo.

Escribo porque estoy enojado con todos ustedes, enojado con todo el mundo.

Escribo porque me encanta sentarme en una habitación todo el día escribiendo.

Escribo porque puedo participar en la vida real sólo mediante el cambio de la misma.

Escribo porque quiero que los demás, todos nosotros, el mundo entero, conozcan qué clase de vida se vivió y se sigue viviendo.

Escribo porque me encanta el olor del papel, pluma y tinta.

Escribo porque creo en la literatura, en el arte de la novela, más de lo que creo en alguna otra cosa.

Escribo porque es un hábito, una pasión.

Escribo porque tengo miedo de ser olvidado.

Escribo porque me gusta la gloria y el interés que la escritura trae.

Escribo para estar solo.

Quizá escribo porque espero entender por qué estoy tan, pero tan enojado con todos ustedes.

Escribo porque me gusta ser leído.

Escribo porque una vez que haya comenzado una novela, un ensayo, una página, quiero terminarlo.

Escribo porque todos esperan que escriba.

Escribo porque tengo una creencia infantil en la inmortalidad de las bibliotecas.

Escribo porque es emocionante convertir todas las bellezas y riquezas de la vida en palabras.

Escribo no para contar una historia, pero para componer una historia.

Escribo porque quiero escapar del presentimiento de que hay un lugar al que se debe ir, pero – al igual que en un sueño- no puedo llegar hasta allí.

Escribo para ser feliz.

(Extracto de The Australian Financial Review Viernes 16 de diciembre 2006)

Orhan Pamuk: Escribo para ser feliz

Ferit Orhan Pamuk, conocido generalmente simplemente como Orhan Pamuk, nació el 7 de junio de 1952 en  Estambul, Turquía. Orhan Pamuk es novelista, guionista, académico y ganador Premio Nobel de Literatura en el año 2006 .  Es uno de los novelistas más importantes de Turquía. Su obra ha vendido más de once millones de libros en sesenta idiomas, convirtiéndose en el escritor más vendido de su país.

Sus novelas incluyen El Castillo Blanco, El Libro Negro, La vida nueva, Me llamo Rojo y Snow.

Además del Premio Nobel de Literatura (el primer Premio Nobel que se otorga a un ciudadano turco), Pamuk ha sido galardonado con numerosos premios literarios. Me llamo Rojo ganó en 2002 el Prix du Meilleur Livre Étranger, el  Premio Grinzane Cavour en el 2002 y  en el 2003 Internacional IMPAC Dublin Literary Award .

En el año 2005, Pamuk fue llevado a juicio en Turquía después de que hiciera una declaración sobre el genocidio armenio y la matanza de los kurdos. Su intención, según el propio autor, había sido poner de relieve las cuestiones relativas a la libertad de expresión (o falta de ella) en el país de su nacimiento. La controversia resultante contó con la quema de libros de Pamuk. También ha sido blanco de intentos de asesinato.