César García Muños

De los autores que han alcanzado un deslumbrante éxito en Amazon hay algunos que se conocen más porque tienen una presencia más asidua en las redes sociales o escriben un blog. Pero en mis pesquisas tras los escritores que se han dado a conocer mediante los ebooks kindle hay uno misterioso del que apenas hay información adicional en Internet: César García Muñoz.

César García Muñoz ha tenido éxito tanto en los libros publicados junto con Fernando Trujillo (La guerra de los cielos y La prisión del Black Rock) como en los títulos que ha escrito por su cuenta. En novela: Castigo de Dios, Juicio Final. Sangre en el cielo, La última ruta y Un príncipe en la nevera; y en poesía: El niño dragón.

 En realidad fue César quién introdujo a Fernando en el mundo de la literatura. Fue él quien le pidió que escribieran algo de manera conjunta. Son buenos amigos, trabajan en el mismo lugar y comparten casi las mismas aficiones literarias (Asimov es el maestro supremo).

Hace poco le pregunté a Fernando si César seguía siendo su amigo. “¡Claro que sigo siendo amigo de César! Nos conocemos desde hace más de 30 años, nuestras familias se conocen, nos vemos a diario… Vamos que nuestra amistad no tiene nada que ver con los libros, ni antes, ni ahora. Hoy mismo, César ha estado jugando un rato con mi hijo… Por curiosidad, ¿por qué me has preguntado lo de César?”.

Le expresé que en cualquier ser humano común podía haber crecido el gusanillo de la envidia porque Fernando era más nombrado que César por las series que habían escrito juntos.

 César es un tipo extraordinario, para que veas un ejemplo, la última portada de La Biblia de los Caídos la compró él, de su bolsillo, para una novela que no es suya. Se molestó con contactar con un ilustrador y encargarla. Y eso es sólo un ejemplo.

Yo no considero que César esté a mi sombra. Él es menos activo en redes sociales (¡y mira que yo lo soy poco!) y tiene otros gustos. Simplemente, somos diferentes, a pesar de escribir casi todo de manera conjunta y compartir toda esta aventura de la escritura.

Creo que se puede ser mejor o peor escritor, pero ser un ser humano libre de envidias y protagonismos es algo más difícil de encontrar en este mundo ¡Brindo por el César!

Lo que más le gusta a César Garíca Muñoz son las novelas negras, con suspense y tensión, aunque también ha incursionado en la novela infantil con éxito. “El principe en la nevera” lleva más de 100 días en los top 100 de Amazon España.
Las ilustraciones son de Julián García Muñoz

César García Muñoz venció su timidez y accedió a contestar algunas preguntas sobre su experiencia para los lectores de Eriginal Books.

Gracias César.

¿Cómo te las arregla para escribir a cuatro manos con Fernando Trujillo? ¿Cómo reparten el trabajo?

La verdad es que es más una diversión que otra cosa. Nos reunimos en cualquier lugar, en un parque o en la propia oficina (trabajamos juntos) y nos dedicamos a pensar en la historia y a darle muchas vueltas; personajes, tramas, escenas… Casi siempre sucede que al llegar a un punto, yo ya estoy más que satisfecho, pero Nando (Fernando Trujillo) es un auténtico friki obsesivo y siempre quiere mejorar algo, así que no para de darle vueltas a la cabeza hasta que encuentra lo que quiere conseguir. Y la verdad es que siempre logra mejorar las escenas. Es capaz de crear un mundo realmente complejo lleno de personajes extravagantes y a la vez atractivos que creo que conectan con los lectores y los enganchan a la lectura.

¿Qué es para ti escribir?

Es una buena forma de pasar el rato. Me divierto mucho, sobre todo en la fase inicial de una novela, cuando estoy pensando en la trama general, en las posibles escenas, en las sorpresas y en los engaños que quiero preparar para sorprender a los lectores. Suelo detallar muchísimo el guión, sabiendo exactamente qué va a pasar de antemano en cada escena y hasta dónde quiero llegar (el método del escritor brújula me parece muy complicado, casi imposible de seguir). Una vez que todo está bien cerrado, me pongo a escribir, que es fase más aburrida de todo el proceso.

Luego del punto final ¿qué viene? ¿revisión? ¿edición? ¿dejas descansar la obra?

En cuanto acabo de escribir una novela la repaso por encima y se la mando directamente a mi editora y correctora, Nieves García Bautista. Toda la calidad literaria que pueda tener el libro se  debe a ella, que es una auténtica profesional.

Has incursionado en varios géneros: literatura infantil, novela negra, fantástica, aventura, poesía ¿en cuál te sientes más cómodo?

Lo que más me gusta como lector son las novelas negras, con suspense  y tensión, y supongo que por eso disfruto más escribiendo libros de ese género.

¿Tienen un blog?

No.  Sé que todos los nuevos escritores mantienen un blog personal en el que cuelgan noticias de sus libros, de las ventas que están teniendo, reseñas publicadas, etc. Es probable que sea útil, pero requieren un tiempo y una energía que no soy capaz de dedicarles.

Yo creo que un libro triunfa comercialmente cuando tiene ese “algo” que conecta con los lectores. Por mucho blog, tweet, retweet, o comentarios en Facebook que haga el escritor, si el libro no tiene esa “chispa” no llegará muy lejos.

Creo saber lo que quieres decir que un libro tiene  que tener esa “chispa” que conecte con los lectores, pero ¿pudieras tratar de explicar que es para ti ese “algo”, aunque sea brevemente?

¡Uf! Es complicado. Si lo examino como lector, diría que a mí lo que me atrapa suele ser el entorno/mundo/personajes que logra crear el escritor, más que la propia historia. Por ejemplo, los libros de Harry Potter no me vuelven loco, pero sí el mundo mágico que los envuelve. Me pasa algo parecido con la saga de Canción de hielo y fuego de GRR Martin. Me parece una especie de Falcon Crest medieval, pero el entorno y sobre todo los personajes, me parecen realmente buenos.

Otro caso, este más cercano, es La biblia de los caídos de Fernando Trujillo. Tiene ese mundo especial, lleno de personajes con carisma, que hacen que nos los puedas dejar pasar de largo. En realidad el caso de Fernando es particular, no es que sus libros tengan ese ‘algo’, es que él tiene ese “algo”.

¿Cómo te comunicas con los lectores?

Sobre todo a través del correo electrónico; recibo emails de lectores a los que alguno de mis libros le ha llamado la atención y les contestó con mucho interés. También hay quien que me contacta a través de Facebook, pero no utilizo esta red social como una plataforma para promocionarme como escritor.

¿Qué haces para promocionar tus libros?

Ponerlos gratis durante un tiempo en todas las plataformas digitales que lo permiten, especialmente en Amazon. Se ganan nuevos lectores para otros libros y también se consigue subir en los rankings y hacerte más visible en las grandes webs de venta online.

¿Qué elementos consideras de más importancia para que un libro sea conocido por los lectores? ¿El título? ¿La portada? ¿Las reseñas? ¿Otro?

Sin duda el título, seguido por la portada, ya que es lo primero que el lector ve cuando navega por la tienda. Si cualquiera de estos elementos le llama la atención, entrará a ver de qué trata la novela, por lo que escribir una buena sinopsis también es muy importante.

A las reseñas les doy menos importancia, creo que están algo devaluadas, y muchos lectores lo saben. Es imposible que un libro que, por ejemplo, se ha publicado hace diez días y no ha llegado ni al top cien de la lista de ventas, tenga más de ochenta reseñas maravillosas. Esos casos son cada vez más frecuentes.

¿Qué aconsejarías a un escritor novel?

Que no se deje aconsejar por mí y que disfrute escribiendo 🙂