“El juicio de Dios” de Rios Ferrer lleva más de dos meses en la lsita de los top 100.

Vivimos en una sociedad que premia el éxito, el fracaso se castiga.  Creo que es una contradicción porque de los errores se aprende, tanto como de los éxitos. Si uno no se arriesga (por temor al fracaso) no se toman decisiones innovadoras que pueden conducir a un triunfo insólito o… a un chasco bochornoso. Leí en alguna parte, -ahora no recuerdo el nombre- la historia de un empresario habilidoso que no castigaba el fracaso de sus empleados si eran capaces de explicar la enseñanza que habían aprendido. ¡Hombre sabio! Su empresa fue una de las más innovadoras del siglo XX.

Hoy vengo a decir públicamente: me equivoqué.

Blanca Miosi me recomendó el libro El juicio de Dios hace unos meses.  Me descargué la muestra gratuita y no me impresionó. No era un juicio definitivo sobre la obra sino una primera impresión al juzgarla por el 10% de la muestra leída.

Así se lo dije al autor privadamente. (No acostumbro a hacer ese tipo de críticas de manera pública). Ríos Ferrer modestamente me dijo: “luego es que aparece la verdadera intriga”. Prometí leerlo y darle mi opinión, cosa que no he hecho, porque ¡hay tantos otros libros que tengo en lista de espera!

También le dije al autor que quería sinceramente estar equivocada; era sólo mi opinión como la lectora selectiva que soy a estas alturas de la vida. Y di mi palabra que si estaba equivocada haría pública una disculpa.

Eso es lo que estoy haciendo. Quiero dar una excusa pública al autor Ríos Ferrer por haber estado equivocada en mi opinión acerca de El juicio de Dios y como editora debo aprender de mi error: no puedo evaluar una obra por mis primeras impresiones. Por otro lado, el verdadero jurado son los lectores y están emitiendo su veredicto: El juicio de Dios lleva más de dos meses en la lista de más vendidos de Amazon España, hoy está en la posición 33 de los top 100.

Espero, de corazón, que El juicio de Dios siga en la lista de éxitos. Se afirma que Cristo murió a los 33 años, espero que sea un símbolo y que El juicio de Dios siga ascendiendo en la colina de los más vendidos.  ¡Felicidades Ríos Ferrer!

El Juicio de Dios en Amazon.com y en Amazon.es