Hoy 16 de noviembre abre la verbena de la Feria del Libro de Miami, en el stand de Eriginal Books estarán de manera virtual autores de la Generación Kindle y de manera “real” los poetas y escritores cubanos: Elena Iglesias y Baltasar. S. Martin.

Elena Iglesias  tendrá Aloni Gabriel y Mariposa , en edición bilingüe y Apremiante deseo de Manantial.

¿Qué han dicho de Aloni Gabriel y Mariposa?

This book is so imaginative that I could see the beautiful butterfly flying through the story.
Deborah D. Montoya – LUT
Program Manager for Prayer, Pastoral Care and AIF

Un libro que inspira y enriquece a niños y adultos en su camino espiritual.Rev. Juan J. Tavio
Ministro, Unity on the Bay

Un texto precioso que hace justicia a la vida y es sin duda un libro para gente grande, sean niños o no.
Rina Lastres
Autora cubana

“…Para comprender Aloni Gabriel y Mariposa, hay que pensar que Elena Iglesias es poeta, pero también una investigadora de las artes esotéricas y las religiones universales. Y, en efecto, este libro es sobre temas muy ocultos, que se pueden considerar del reino de la magia. Yo recuerdo que cuando se llevaron al cine dos historias infantiles ella las analizó como esotéricas, The Secret Garden y The Little Princess, y esto debe haber influido en estos cuentos, que son siete –un número mágico-, sobre la visita a los países de los siete arcángeles, entre ellos, el Arcángel Gabriel, el de la Anunciación a María, y el Arcángel Miguel, “el primer ángel del cielo”.
Olga Connor
El Nuevo Herald

Baltasar S. Martin

Baltasar S. Martin lanazará la segunda edición del libro de relatos Esperando el velorio 145 páginas de recurrente sátira y humor tras una intrigante portada,y también el libro de poemas Amaos los unos a los otros.

Baltasar Santiago Martín Garrote nació en Matanzas, Cuba, el 15 de julio de 1955. Sus padres, Elsa Garrote y Baltasar Martín, eran dueños y obreros a la vez de la fábrica de calzado femenino Domano, donde se hacía café dos veces al día para los trabajadores, se les daba un par de zapatos en verano y otro en invierno a cada uno, y por supuesto, aguinaldo a fin de año, igualitico que haría Fidel después cuando les quitó la fábrica para implantar el socialismo en la isla, ¿verdad? Pues no, ¡cero aguinaldo!

Baltasar quería cambiarse el nombre al llegar a la mayoría de edad –para evitar las burlas con los Reyes Magos que tanto le incomodaban–, pero cuando llegó ese día, ya le importaba un carajo lo que la gente le dijera, así que asumió su “mágico” patronímico con gran dignidad, al punto de que al hacerse ciudadano norteamericano en el 2006 conservó el “Baltasar” sin dudarlo ni un instante, como homenaje a su admirado padre.

Ingeniero Estructural desde 1980 -sin participar en los bochornosos actos de repudio de esa etapa–, fue profesor universitario en Matanzas durante 6 años, y luego de un corto intento de mejorar su ciudad como constructor, tuvo que emigrar para la capital huyendo de la ira del Partido Provincial, al que desafió al rechazar un proyecto sin calidad que le quería imponer el funcionario partidista que atendía el sector de la construcción en Matanzas.

Paralelo a su trabajo como profesional de la construcción, en 1987 fundó en La Habana el GRUPO “ARAR” (Arte y Arquitectura) para incrementar la presencia de las artes plásticas en la arquitectura cubana. En 1993 pasó a integrar el consejo de redacción de la revista Ingeniería Civil, órgano oficial de la Unión Nacional de Arquitectos e Ingenieros de la Construcción de Cuba (U.N.A.I.C.C.), organización de la cual fue miembro fundador.

En 1994 se radicó en la ciudad de Querétaro, México, donde estudió una maestría en Educación y fue profesor de Pintura al fresco, Historia del Arte e Historia de la Arquitectura hasta mayo del 2000, y como fruto de su taller de “fresco” dejó colocados cerca de ochenta murales en lugares públicos de esa ciudad.

En mayo del 2000 arribó a Miami, y durante 6 meses trabajó como profesor de Computación y de Pintura al fresco en el Centro Comunitario  “Abriendo Puertas” de la Pequeña Habana, actividad que dejó para retomar  la ingeniería estructural por casi diez años como proyectista e inspector de obras.

Ha obtenido varios premios y menciones en concursos de poesía y cuento en Matanzas, La Habana, España,  Arkansas y Miami, y ha publicado numerosos artículos en la revista Encuentro de la Cultura Cubana, que se edita en Madrid, España –tanto en papel como digital–, y en la Revista Hispano-Cubana, también editada en Madrid, entre otras. Fue columnista de Venue Magazine desde el 2009 hasta el 2012 –fue el jefe de redacción durante su último año en la revista–, y actualmente es colaborador habitual de la revista Newsweek en español y corresponsal en Miami de la revista especializada Dance Magazine.

Tiene cinco libros publicados: Amaos los unos a los otros, EDITORIAL BETANIA, Madrid 2006; Esperando el velorio, EDITORIAL Alexandria Library, Miami 2007; Calentando el bate, EDITORIAL ZV Lunáticas, París 2008; Una vida, un tren, EDITORIAL Alexandria Library, Miami 2010 (presentado en la Feria del Libro de Miami del 2010), y Visión 21/21, EDITORIAL LINDEN LANE PRESS, Miami 2011. Su primer libro fue reeditado por la Editorial Eriginal de Miami en el 2011, al igual que en el 2012 su segundo, que es este que usted tiene ahora en la mano.

En marzo del 2008 creó la Fundación APOGEO para el arte público. Actualmente se encuentra acopiando información y escribiendo una novela biográfica, titulada Bailando al borde, sobreAlicia Alonso, la mítica prima ballerina assoluta cubana.