Me siento muy orgullosa de estar en el artículo del cierre de la Feria del Libro de Miami de El Nuevo Herald junto a Juan Manuel Salvat , sinónimo de libros en español en Miami. El periodista Daniel Shoer Roth citó sólo a dos editoriales: EdicionesUniversal  y Eriginal Books.

Ediciones Universal, creada por Juan Manuel Salvat en 1965 cuenta con más de 100o títulos, y ha realizado una labor inigualable por la literatura e historia de la diaspora cubana.

Eriginal Books es una editorial joven, con menos de dos años de creada, así que es para mi todo un honor estar al lado de Juan Manuel Salvat.

 Fragmento del articulo

… el libro como tal está en evolución y las profecías sobre su futuro… continúan siendo eso, profecías.

Lectores de la vieja guardia como Arturo Villar, quien confiesa comprar libros electrónicos primordialmente, se sorprendieron al ver el movimiento de gente en los quioscos de las editoriales y otros distribuidores.

“Me alegra mucho porque pensé que iba a ver menos gente”, comentó Villar, uno de los pioneros de los medios de comunicación para hispanos en Estados Unidos. “Los vendedores todavía tienen esperanza, siguen creyendo en este fenómeno”.

Juan Manuel Salvat, presidente de Ediciones Universal, quien es también cofundador de la feria, vaticinó que el libro en papel tiene muchos años “antes de morir”. Si bien el libro electrónico va a ser el masivo en el mercado, subrayó, siempre va a haber personas que los busquen en papel.

El sábado parecía ser una prueba de ello, ya que las ventas “han estado movidas”, informó Salvat, quien está en proceso de llevar algunos títulos de su editorial a las plataformas digitales.

Marlene Moleon, presidenta de Eriginal Books, ha recorrido el camino de las editoriales pero en el sentido contrario.

Hace dos años, buscando un agente literario que la ayudara a publicar su novela en Miami, se cansó de ver puertas cerradas. Así que decidió publicarla electrónicamente de manera independiente, a través de Kindle Direct Publishing, una división del conglomerado Amazon.

Para su sorpresa, la novela, La Isla de los Pregones, comenzó a venderse muy bien, dijo. Entonces, se percató de que podía crear una editorial que facilitara a autores hispanos la publicación de sus manuscritos por vía digital. Pero los escritores empezaron a pedirle ediciones en papel también.

“Querían a sus bebés en las manos, y los libros electrónicos no son un objeto físico”, explicó Moleon, quien ahora publica versiones impresas principalmente con propósitos promocionales.

Leer el artículo en El Nuevo Herald: