José Enrique Serrano tuvo la idea de escribir una novela colectiva. Meses después sale a la venta en Amazon “Los Obscuros” escrita por José Enrique Serrano Expósito, Jesús Ángel de las Heras, Mª Ángeles Gabaldá y Alexander Copperwhite, con el prólogo de María José Moreno.

autores_obscuros

La novela es una fantasía sobre el mundo espiritual, donde campan a sus anchas los seres obscuros, que interfieren en nuestras vidas, pero sólo si nosotros les dejamos. Un grupo de siete chavales forman la BDSM, o sea, la Banda De los Siete Magníficos, que se dedican a dar caza a estos seres tan originales.

Novela de fantasía y algo de terror

Novela de fantasía y algo de terror

Dos preguntas para José Enrique Serrano

Fuiste el padre de la idea de hacer una novela entre varios autores ¿de dónde vino la idea?

En el grupo FaceBook denominado “Generación Kindle“, planteé un día algo que se me ocurrió sobre la marcha: escribir una novela entre varios autores del grupo, cuantos más mejor. Se apuntaron más de diez al grupo secreto que hizo Jesús Ángel de las Heras, uno de los participantes, para organizarnos y discutir las cuestiones que surgieran durante la factura del libro.

¿Cómo seleccionaste a los escritores que participarían en el proyecto?

Todos fueron bienvenidos, al mencionado grupo se apuntó todo el que quiso. Algunos se descolgaron, unos porque la temática no les convencía y otros porque necesitaban conocer el antecedente, el nudo y el desenlace de la historia. Pero la mayoría no quisimos hacerlo así, más bien preferimos que la historia brotase y fluyera capítulo a capítulo.

El comienzo

Jesús Ángel de las Heras (JAH) Al principio se apuntaron muchos, pero el proyecto no arrancaba. Por eso decidí empezar yo a escribir a partir de un sueño que tuve, sin encomendarme ni a Dios ni al diablo. Por eso se lo dije a José Enrique, con la salvedad de que yo estimaba que, siendo él el padre de la idea, le correspondía comenzar. Pero como no nos poníamos de acuerdo y yo estaba impaciente por hacerlo, estaba escribiendo el capítulo dos, que le envié al día siguiente. Consecuentemente, él escribió el primero, y luego casi inmediatamente María José Moreno escribió el tercero. Los demás fueron llegando, poco a poco.

José Enrique Serrano (JES) Se estableció una rueda de turnos entre los autores que continuaban en el proyecto, al principio casi todos. Cada autor debía escribir un capítulo cuando le tocase, escrito como continuación del argumento narrado en los anteriores capítulos, para mantener la coherencia con lo que iba surgiendo.

Mª Ángeles Gabaldá (MAG) Por casualidad vi que mis compañeros estaban escribiendo un libro en equipo  me gustó la idea,  así que hable con Jesús Ángel de las Heras, le pregunté cómo podía participar y su respuesta fue inmediata, tan sólo debía de ir adaptando la historia con el argumento del capítulo anterior, así que me puse a ello sin saber muy bien si podría o no hacerlo.

¿Lo permitido?

José Enrique Serrano (JES) Cualquier tema apto para una novela… incluso publicidad sobre autores y libros concretos de la Generación Kindle.

Mª Ángeles Gabaldá (MAG) Todo, siempre y cuando  fuese coherente y respetuoso con los compañeros.

Jesús Ángel de las Heras (JAH) En realidad, todo. Como yo empecé a ciegas, fui proponiendo cosas que se fueron aceptando por la vía de hechos consumados. En realidad la mecánica era simple: cada uno era dueño y señor de poner lo que quisiera, siempre y cuando fuese coherente con lo que se había escrito antes. Como la cosa no avanzaba, yo escribí el siguiente capítulo que me tocaría, escribiendo entonces el capítulo 13, al que tendrían que acloplarse los que faltaban  en medio. Pero se vio que eso era inviable y lo descartamos.

¿Lo prohibido?

Mª Ángeles Gabaldá (MAG) ¿Prohibido? en realidad nada que no fuese de sentido común, como no  ser responsable en la continuidad de la novela, cuando se trabaja en equipo es indispensable un mínimo de responsabilidad y seriedad.

José Enrique Serrano (JES) Demorarse demasiados días en escribir un capítulo, y escenas de sexo explícito.

Jesús Ángel de las Heras (JAH) Una de las miembros del equipo puso un capítulo francamente subido de tono, que fue tildado por otro de los miembros como porno. Se enfadó muchísimo y hubo un debate muy acre sobre censura y libertad de creación, y como consecuencia del mismo abandonaron el proyecto cuatro personas, que habían venido juntas. Nosotros queríamos un libro que pudieran leer todos, así que nos restringimos un poco en cuanto lo del sexo explícito.

escribir

El proceso

José Enrique Serrano (JES) Los capítulos se sucedían, escritos, como dije, un capítulo por cada autor. Cuando el último de la lista escribía su capítulo, se recomenzaba la rueda. Al ver el rumbo que iba tomando la historia, algunos abandonaron porque ésta no les gustaba o porque su manera de escribir necesita de un antecedente, un nudo y un desenlace, como queda dicho.

Jesús Ángel de las Heras (JAH) Cada uno era dueño y señor de poner lo que quisiera en su capítulo, al que los autores de los capítulos siguientes tendrían que adaptarse. Si eso no fuese posible, acordamos hacer una revisión final por parte de José Enrique, aunque no fue necesario, salvo corregir algo de ortografía o estilo.

Mª Ángeles Gabaldá (MAG) Me gustaría también resaltar el buen hacer y gran factor humano de Jesús Ángel de la Heras,  a la hora de afrontar y animarnos a seguir con la historia cada vez que algún autor decidía por fuerza mayor u otros motivos abandonar la historia.

Los personajes

Mª Ángeles Gabaldá (MAG) Cada autor dio vida a los suyos,  iban surgiendo por orden de aparición según avanzaba la historia.

José Enrique Serrano (JES) Los personajes también surgían de la imaginación de cada autor, tampoco en esto existía un plan previo. En los siguientes capítulos, los demás autores debían emplear los personajes tal como los anteriores compañeros los habían descrito. Podían hacer que murieran o introducir otros cuando quisiesen.

Jesús Ángel de las Heras (JAH) Iban apareciendo a medida que iban haciendo falta. Era una idea que iba creciendo en cinco mentes, y cada uno utilizaba los personajes y situaciones, pero nuevos personajes necesitaban nuevas situaciones y escenarios, y vice versa. Nunca se puso coto a eso, y creo que ha sido lo mejor de la experiencia.

El título

Jesús Ángel de las Heras (JAH) La idea tuvo un momento difícil en el momento de arrancar. No nos poníamos de acuerdo ni en el título. Se me ocurrió poner un título provisional o de fortuna: La cosa nostra, y para charlar de todo lo relativo al libro abrí un grupo secreto en Facebook llamado así, La cosa nostra. Fue muy avanzado el proyecto cuando José Enrique ideó el título Los oscuros, que luego se convertiría en el más arcaico pero correcto Los obscuros para distinguir el libro de otro que hay en Amazon con el miso título, pero sin b.

José Enrique Serrano (JES) Al final se decidiría el título de la novela. Por cierto, el correcto es “Los Obscuros”, con la “O” inicial en mayúscula. La “b” intercalada es correcta, se puede poner o no. La hemos puesto para diferenciarlo en algo del de otras novelas que se pueden encontrar en Amazon con título semejante; si bien allí existen también varias novelas con la palabra “Obscuros” en el título.

Ponerse de acuerdo fue lo más difícil, opina Jesús Ángel de las Heras

Ponerse de acuerdo fue lo más difícil, opina Jesús Ángel de las Heras

¿Lo más difícil?

Jesús Ángel de las Heras (JAH) Lo más difícil fue ponernos de acuerdo. Muchos de los once iniciales lo dejaron por falta de tiempo, y alguno porque necesitaba una estructura clara de la novela para ponerse a trabajar. Los que nos quedamos, creo, fuimos los que dimos prueba de mayor versatilidad y flexibilidad, pues nos adaptábamos a lo que había escrito el anterior, nos gustase o no.

José Enrique Serrano (JES) Para mí lo más difícil fue inventar cada capítulo ciñéndose a la trama y personajes descritos en los anteriores capítulos.

(Mª Ángeles Gabaldá opina igual)

Mª Ángeles Gabaldá (MAG) Para mí lo más difícil era inventar cada capítulo siguiendo la trama y los personajes descritos en los anteriores capítulos, aunque cada vez que los leía pensaba ¡Dios! Y ahora como puedo seguir…, cada vez me lo pone “más difícil”

¿Y lo más fácil?

facilMª Ángeles Gabaldá (MAG) Ponernos de acuerdo los cuatro que permanecimos en el proyecto.

(Lo mismo opina José Enrique)

José Enrique Serrano (JES) Ponernos de acuerdo los cuatro que permanecimos en el proyecto —de ahí que esta sea una novela escrita a ocho manos—. Hubo un quinto autor: la escritora que hizo sólo uno capítulo. Por cierto, ella fue quien escribió el prólogo: en total, diez manos 😉

Jesús Ángel de las Heras (JAH) Para mí lo más fácil ha sido ponerme a escribir, vivir lo que escribía, e intentar convencerme de que todo lo que decía era creíble.

¿Satisfechos?

José Enrique Serrano (JES) Sí. Como experimento está bien. No me gusta mucho la historia resultante, pero la novela tiene un argumento coherente, se lee fácil y en ella el bien prevalece sobre el mal. También quedan plasmados algunos valores humanos, como la amistad, la familia y el trabajo en equipo.

Mª Ángeles Gabaldá (MAG) Me satisface haber compartido este tiempo con mis compañeros, este libro es una prueba de que también los escritores podemos colaborar codo con codo además, curiosamente en la novela quedan plasmados algunos valores humanos, como la amistad, la familia y el trabajo en equipo. Aprovecho esta ocasión para agradecer a todos  mis compañeros los días compartiendo esta novela siendo partícipe de ella.

Jesús Ángel de las Heras (JAH) Mucho. Este proyecto ha sido la demostración de que a veces el viaje importa más que el destino. Me ha demostrado que hemos sido capaces, al menos cinco de nosotros, de ponernos de acuerdo y hacer concesiones. Es evidente que hay diferencia de estilos y de motivaciones, pero todos nos hemos ceñido a lo pactado. Ha sido una novela que ha ido creciendo con cinco voluntades, aunque al final se hayan quedado en tres.

¿Lo volverán a intentar?

otravez

Mª Ángeles Gabaldá (MAG) Por supuesto, ha sido una experiencia muy constructiva y satisfactoria. Trabajar en equipo es clave para mejorar la calidad interna de la persona.

José Enrique Serrano (JES) Sí. Del trabajo de varios autores surge una novela que es el fruto de sus diferentes maneras de escribir, entender la literatura y preferencias acerca de las historias que les gustan. Se trata de un trabajo en equipo para lograr un fin común y estrechar así lazos de amistad y trabajo con otros compañeros del noble oficio de las letras. Después, el lector decidirá si le gusta o no la novela.

Jesús Ángel de las Heras (JAH) Si. Ya hemos hablado de escribir un segundo volumen de La cosa nostra, que está propuesto como nombre de un proyecto de escritura mancomunada. Desde el principio he adoptado con mucho cariño la idea original de José Enrique, e incluso mientras la escribíamos creé yo una parodia del proyecto mismo en mi novela Un proyecto original, imaginándome a cuatro escritores (que por cierto, nada tienen que ver con mis compañeros de Los obscuros) que se ponen a escribir una novela entre ellos, que son los que se autoseleccionan de una reunión inicial de once escritores. Esta novela está publicada en Wattpad y todos pueden leerla gratuitamente. Lleva más de cuatro mil lecturas desde que la puse.

Muchas gracias por compartir con sinceridad las entrañas de “Los Obscuros”.

los_obscuros