Una de las principales decisiones de un autor independiente al publicar un libro impreso es cual tipo de letra (fuente o font)  usar para el  texto. La gran tentación es usar Times Roman  / Times New Roman, pero no es la más aconsejable para un libro. Times Roman es apropiada para los periódicos y lecturas cortas porque es una letra condensada para aprovechar el máximo de espacio.

El tipo de letra para los libros debe tener una composición tipográfica que no canse a la vista a lo largo de  las 55 000 o 100 000 palabras que puede tener una obra. Debe crear un flujo de lectura coherente que sea visualmente satisfactorio.  Las letras serif –con pequeñas líneas en cada uno de los extremos de la letra- ayudan a crear un enlace virtual entre una letra y otra, lo que contribuye a una lectura fluida.

serif_sans-serif

Otro elemento a tomar en cuenta es que hay algunos fonts que no  son gratuitos, es decir, que hay que pagar royalties por el uso comercial.

Aquí hay algunos ejemplos de fonts populares entre los diseñadores para el texto de los libros.

GARAMONT.  Nombrada por el diseñador francés  Claude  Garamont. Hay muchas versiones en la actualidad, la más popular esla versión diseñada por Robert Slimbach de Adobe.

Cortesía de la escritora Chely Lima. Párrafo de la novela "La Gran Piedra".

Cortesía de la escritora Chely Lima. Párrafo de la novela “La Gran Piedra”.

PALATINO: Diseñada por Hermann Zapt en 1948. Fue una de los fonts usados originalmente por Apple en Macintosh y sique siendo una de las favoritas desde entonces.

Cortesía de la escritora Chely Lima. Párrafo de la novela "La Gran Piedra".

Cortesía de la escritora Chely Lima. Párrafo de la novela “La Gran Piedra”.

BASKERVILLE. Es una tipo de letra serif diseñada en 1757 por John Baskerville como resultado de varios experimentos de legibilidad. Es una variante gratis de la Caslon.

Cortesía de la escritora Chely Lima. Párrafo de la novela "La Gran Piedra".

Cortesía de la escritora Chely Lima. Párrafo de la novela “La Gran Piedra”.

SANCHEZ. Es un tipo de letra serif  que tiene un gran parecido a la emblemática Rockwell, pero con contraste redondeados que ofrece un equilibrio con la estructura cuadrada. Diseñada por Daniel Hernández.

Cortesía de la escritora Chely Lima. Párrafo de la novela "La Gran Piedra".

Cortesía de la escritora Chely Lima. Párrafo de la novela “La Gran Piedra”.

GEORGIA. Diseñada en 1993 por Matthew Carter. Microsoft la compró por la claridad y legibilidad en las pantallas de computadoras. Es similar a Times New Roman pero con sutiles diferencias, algo más ancha.

georgia_chely_lima

Cortesía de la escritora Chely Lima. Párrafo de la novela “La Gran Piedra”.

El tamaño a seleccionar puede ser entre 10.5 a 12 puntos. Si es un texto para niños pequeños es recomentable de 12 a 14 puntos.  El interlineado entre 1.10 a 1.15. No lo definas simple y mucho menos a 1.5.

Desde el comienzo del siglo XX, se han usado cada vez más a menudo las fuentes tipográficas sans serif. Recientemente, se han rediseñado muchas de las fuentes sans serif de “estilo antiguo”, pero para textos largos los editores siguen prefiriendo las letras serif.