Antonio Lagares

Antonio Lagares, un sevillano que creció y se estableció en Cádiz,  estudió psicología, aunque nunca ejerció la carrera.  Se inició en la literatura desde sus años de estudiante universitario. Ha ganado varios premios por poemas, relatos, obras de teatro, y el más reciente por la novela La rastreadora, presentada por Eriginal Books en la Feria Internacional del Libro de Miami en el año 2012.

En su última novela  Bobo  ¿se puede justificar un asesinato? Lagares da un giro a su estilo. Algunos lectores han calificado a esta novela como  conmovedora,  sentimental,  emocionante y estremecedora, pero a otros ha sorprendido  este vuelco y no se han sentido satisfechos  del todo.

Antonio Lagares viene hoy a comentar sobre su última obra.

Antonio Lagares,  el primero a a la derecha en Cádiz, junto a Rafael Alberti, Rafael Duarte y otros escritores. Circa: 1981

Antonio Lagares, el primero a a la derecha, en Cádiz, junto a Rafael Alberti, Rafael Duarte y otros escritores. Circa: 1981

Sinopsis de Bobo  ¿se puede justificar un asesinato?

Un periodista es asignado a cubrir la ejecución de un condenado a muerte.

Bobo, un asesino con una memoria prodigiosa y una cultura incoherente con su  apodo, continúa aferrado a la firme convicción de que actuó correctamente.

El destino de Bobo está escrito. El juicio y la reflexión final serán, como siempre, a discreción del lector.

Se mantiene en tu obra la presencia de dos hermanos, uno atormentado que necesita protección ¿Por qué?

Hola Marlene, gracias por esta oportunidad de presentarme ante tus lectores. Te aseguro que es coincidencia. Si trabajo mucho la dualidad,  el enfrentamiento entre dos personas, porque creo que de este modo se escarba muy bien en el interior de sus mentes. Nada más. En mis anteriores escritos no se da esta circunstancia y supongo que en mi siguiente novela tampoco.

¿Con cuál de tus libros te sientes más satisfechos?

Con La Rastreadora. Ni siquiera tengo dudas. Es una novela muy trabajada, que me costó mucho sacrificio finalizarla. A nivel mental tuve que realizar un gran esfuerzo porque es muy difícil introducirte dentro de una mente enferma y a su vez, dentro de su conciencia.

Algunos de tus lectores clasifica tu obra dentro del género de terror ¿estás de acuerdo?

No del todo, porque no es terror del llamado clásico. Se podría catalogar terror psicológico, a excepción de Bobo, claro.

¿Cómo  clasificas a la novela  Bobo?  ¿Sentimental? ¿Drama?

Es difícil de clasificar, como su protagonista, porque tiene de todo un poco, pero yo me quedaría con el término sentimental, pues es lo que me propuse cuando la escribía, jugar un poco con las diferentes etapas que pueden tener los sentimientos de una persona.

Ilustración de la primera portada de "Bobo". Se refleja el amor incondicional entre un perro y un ser humano

Ilustración de la primera portada de “Bobo”. Se refleja el amor incondicional entre un perro y un ser humano

Estudiaste psicología ¿Cómo conceptúas a Bobo? ¿Autista?

Si, estudié sin llegar a ejercer, por lo tanto mi valoración a nivel profesional no sería muy válida. Yo no lo veo autista. Creo que en la novela hago una crítica a las clasificaciones, en la necesidad que tiene esta sociedad de tener a todo el mundo clasificado dentro de algún concepto y a partir de ahí se juzga.

Bobo se rebela a eso, porque hay personas inclasificables, que poseen unas características comunes a ciertas patología, pero tienen otras que corresponden a otra distinta, y a veces, actúan mejor que cualquier clasificado como normal. No se piensa que puede ser debido a déficit de atención, a sentirse marginado por algo, a tener una sensibilidad distinta a los demás. Para mi Bobo es diferente, con una inteligencia sin explotar, un problema de lenguaje que le dificulta en ciertos aprendizajes y que le cohíbe en muchos momentos de su vida. Una persona que se entrega de corazón y que tiene un alto concepto del bien y del mal, pero siempre, dentro de sus reglas.

Creo que un tema recurrente en tu obra es el límite entre la locura y la cordura ¿Estoy en lo cierto?

Si estás en lo cierto. Siempre me atrajo esa dualidad, como la vida y la muerte, porque ¿quién marca el límite de la cordura y el principio de la locura? ¿Acierta? Dejo estas interrogantes en el aire.

El perro Curro de Antonio Lagares que inspiró la novela "Bobo".

El perro Curro de Antonio LAgares que inspiró la novela “Bobo”.

¿Tienes un perro de aguas?

Si, se llama Curro, y su foto sale en la portada del libro porque lo escribí pensando en él.

¿Qué piensas de la pena de muerte?

No soy partidario de ella. Aquí se podría entrar en el tema de La Rastreadora. El peor castigo que se le puede dar a una persona es privarla de libertad, y en cierto modo, la muerte le libera. La gente habla de que hoy en día las prisiones son muy confortables, pero en esta vida no hay nada como la libertad. Creo que eso lo comprende quien se ve privada de ella.

¿Se puede justificar un asesinato?

Sí, se puede justificar. Distinto es aceptarlo, compartirlo, incitar a ello, pero si alguien mata a un hijo mío, te aseguro que iría a por él. Es duro, lo sé, pero es como yo lo siento.

A Jorge Charlan, uno de los “top 500 comentaristas” no le gustó Bobo. Sin embargo  elogia a La rastreadora. Es algo curioso porque respeto mucho a Jorge Charlan como lector, pero en este caso tenemos valoraciones  diferentes. Pienso que La Rastreadora  es una buena novela, pero algo oscura para mi gusto personal, prefiero a Bobo. ¿Por qué piensas que no le gustó a Charlan? ¿Es acaso Bobo  literatura para mujeres?

Es un tema delicado. Yo también admiro a Jorge como lector.

Por lo general en  las reseñas en Amazon se plasman los gustos del lector. Así está especificado en las directrices.  “Explica por qué este producto te ha gustado o no te ha gustado”. “Compáralo con productos similares

Entonces un comentarista (reseñador)  juzga los libros según sus gustos. Creo que esa es un  diferencia entre ser comentarista y  crítico literario.  Sé además que es casi imposible que un libro guste  a todo el mundo.

Te voy a ser sincero, esta novela está escrita para demostrarme  a  mí mismo  que soy capaz de escribir de una manera diferente a La Rastreadora .  Sabía que corría el riesgo que  no gustara a  los amantes de La Rastreadora y que incluso algunos pudieran decepcionarse como le pasó a Charlan. Siempre duele que un libro no llegue a un lector, pero es algo con lo que hay que aprender a vivir.

En cuanto a la segunda pregunta, no creo que sea  literatura para mujeres. He tenido también lectores masculinos a los que le gustado la novela, aunque es cierto que la mayoría son mujeres.

Nueva portada de "Bobo". Diseño de Alexia Jorques

Nueva portada de “Bobo”. Diseño de Alexia Jorques

Dejé una reseña en Amazon  afirmando que Bobo es la novela más conmovedora que había leído en lo que va de año. Aquí van dos preguntas finales:

 ¿Qué tipo de sentimientos querías despertar en el lector?

Pues sí, Marlene, como hago con todos mis libros, me propuse una meta antes de escribirlo. Hacer algo en donde el lector tuviera que pasar por las diferentes etapas que poseen los sentimientos, desde la indiferencia a la empatía, de la sonrisa a las lágrimas, y por último, justificar un asesinato porque dentro de nuestra conciencia todos llevamos un juez para juzgar lo que está bien o mal, da igual lo que dicte la ley, nuestro propio juez también marca su sentencia particular.

¿Cuál es el último libro que más te ha conmovido?

El que más, desde hace mucho tiempo, El viejo y el mar de Hemingway, aunque te digo que escribiendo Bobo, en algunos pasajes lo pasé muy pero que muy mal, no me avergüenza decir que se me escaparon unas lágrimas, quizás porque Curro, el perro de agua, dormía en esos momentos a mis pies.

Muchas gracias Antonio. Es curioso que menciones a El viejo y el mar,  la novela que muchos consideran la obra cumbre de Hemingway, Premio Pulitzer, está catalogada en Goodreads por los lectores con 3.6. Así que como bien dices: hay que aprender a vivir con que un libro no gustará a todos los lectores… aunque a mi Bobo me conmovió.

the_old_man_and_the_sea