Foto: Neoclub Press

Foto: Neoclub Press

La Otra Esquina de las Palabras, tertulia que dirige el poeta Joaquín Gálvez,  rindió homenaje a Alejandro Fonseca, poeta holguinero fallecido recientemente.

Jóvenes y viejos poetas, y un montón de amigos disfrutaron de una noche inolvidable en la que se compartieron poemas, anécdotas, lágrimas y risas.

Alejandro Fonseca, Fonseca, Alex, a veces tan solo Ale, sonrió esa noche desde el más allá. ¡Cuánto le habría gustado estar esa noche en el Café Demetrio!… Pero estuvo.

La poeta Yosie Crespo

La poeta Yosie Crespo

Yosie Crespo declamó dos de los poemas favoritos de Fonseca:  Buey y Cuervo

Buey

A la memoria de César Vallejo y Rubén Darío.

Todos hemos tenido nuestro buey
animal tendido a lo ancho de la tierra
de ancestral, de calmosa baba
el que vimos con lento paso
cruzar por los frescos yerbazales.

Lunas se esconden en sus ojos de bestia
y el fácil junto a él escuchar
cómo resbalan las aguas
entre piedras y malvados insectos
y el sueño siempre trastornado
por el ir y venir de vagones
fríos al tacto de la mano.
Ahora la casa permanece distante
apenas su luz es un asombro para la noche.
Ahí estará la familia bajo apacible techumbre
y casi al unísono dirán: fue muy cruel el verano.
En el otro extremo, no sé si serán
fantasmas o lomas lo que veo
historias disimiles, botijuelas encontradas
como regalo de algún muerto
voces, fuego bajo la ceiba, la oscuridad
única espada cortando la memoria.
El abuelo de seguro murió por estos campos
inconclusa fue su vida, risueño su rostro
a pesar de no sé qué espanto contraído.
Pero él también tuvo su buey
(monstruo riguroso)
de tan increíble mansedumbre.

Cuervo

Aléjate cuervo
aleja de mi piel tu pico punzante
ya no eres el pájaro gracioso
que pueda posarse en la mano del hombre
como animal de fina suspicacia.
En un tiempo graznaste
por el frío de otras estepas
en el árbol donde los caminos se tuercen.
Por donde a veces en silencio
regresa la derrota.
Y en este cielo tus alas se abrieron
engañosa pirueta
dejando una mancha
fronteras que a gritos
pedían tu oscuro insomnio.
Ahora aléjate cuervo
aleja de mi piel tu pico punzante.

Eriginal Books publicó el último libro de poemas de Alejandro Fonseca: Golpe de Sombra.