caparazon_tortuga

TÍTULO: EL CAPARAZÓN DE LA TORTUGA

Número de páginas: 253

Género:   Thriller psicológico/Ficción literaria

Sinopsis:

Un adolescente introvertido y de carácter sombrío desaparece sin dejar rastro; diez años después reaparecerá convertido en el ganador de un importante premio literario. ¿Qué ocurrió durante esos diez años? La explicación se oculta tras su peculiar relación con un hombre adinerado, atormentado y solitario que consume sus días en una aislada mansión; ese encuentro marcará el destino de ambos.
Dos escritores, dos misántropos, dos voluntades encontradas.
Un thriller psicológico en el que nada ni nadie es lo que parece.

¿Hay algo más que puedes decir sin estropear la trama?

La novela va sobre la peculiar relación que se establece entre dos escritores, un joven de 15 años, asocial e inadaptado que se refugia en la escritura y los libros y un célebre y misterioso escritor de mediana edad, atractivo y rico, que vive aislado en lo que él llama su “caparazón”, una lujosa mansión perdida entre las montañas de los Pirineos, a caballo entre España y Francia.

EL CAPARAZÓN DE LA TORTUGA es el título de la novela con la que el joven ganará un importante premio literario y relata la extraña relación entre los dos personajes, que se prolongará durante diez años.

¿Quién es el protagonista de la historia?

Los protagonistas son los dos escritores, el joven y el adulto. Aunque quizá tenga más peso el chico, pero a lo largo de la novela el foco se alterna de un personaje al otro.

¿Existe algún antagonista?

El antagonista del chico es el fiel mayordomo de la mansión, un hombre corpulento y un tanto siniestro al que el joven teme y aborrece.

El antagonista del escritor adulto es su padre. Un poderoso empresario déspota y cruel que marcó su vida desde la infancia y lo convirtió en el ser atormentado que acaba siendo.

La primera ronda de selección del concurso para definir a los cinco finalistas es “la viabilidad comercial”  ¿Cuán comercial consideras que es esta obra?

Creo que es bastante comercial. Un thriller psicológico, una trama bastante original, tiene misterio, intriga, suspense, es una obra muy distinta a todo lo que he publicado hasta ahora que puede  atraer a otro tipo de lectores, chicos jóvenes, ya que el protagonista es un adolescente, y hombres en general, más aficionados a este género, ya que mi público habitual son más bien las mujeres.

¿Escribiste pensando en el concurso?

En absoluto. Escribí esta obra hace seis años, antes de Nunca fuimos a Katmandú, y por circunstancias no he podido publicarla hasta ahora. Tenía intención de hacerlo en el mes de junio, pero cuando supe lo del concurso decidí esperar y probar suerte. No perdía nada por intentarlo, la iba a publicar de todas formas.

¿Cuándo decidiste presentarla al concurso?

En cuanto me enteré de la convocatoria. La tenía ya revisada y lista para publicar.

¿Qué beneficios ves en presentar esta obra a este concurso?

Es una oportunidad de dar más visibilidad a la obra y, en caso de ganar, además del premio en metálico, que nunca viene mal, poder publicarla en papel y verla traducida al inglés. Ser finalista también puede ser un buen espaldarazo, y contar con el apoyo de Amazon siempre es interesante.

¿Habría alguna regla que modificarías o alguna regulación que eliminarías?

Las normas del concurso me parecen correctas y las asumo, pero basar el premio en las ventas me parece que puede ir en detrimento de la calidad. Da la impresión de que ganará quien tenga más amigos o seguidores o más capacidad para conectar con los lectores, no la mejor obra presentada. Pero en definitiva los premios se crean para generar ventas y Amazon es una empresa que se dedica a vender, no una ONG.

¿Tienes algún grupo de  lectores seguidores de  tu obra?

Bueno, tengo algunos lectores fieles (más bien lectoras) que me siguen y leen todas mis obras.

¿Qué piensas hacer para promocionar la obra?

Lo que he hecho siempre: promocionarla en las redes sociales y en mi blog y confiar en que la sinopsis sea lo bastante atractiva como para interesar a nuevos lectores. No se me ocurre ninguna idea más original de promoción.

¿En qué pueden ayudar los lectores de este blog?

Los lectores son fundamentales para la promoción de una obra.  Ellos son los que la encumbran al éxito o la dejan caer en el olvido con sus reseñas en Amazon, comentando la obra en sus sitios, ya sean redes sociales o blogs, con el boca-oreja, en fin, con su participación activa y su apoyo a los autores.

Muchas gracias Lola y suerte en el concurso.  Para los que quieran leer esta novela y/o ayudar a divulgarla aquí dejo el enlace universal: http://mybook.to/Elcaparazondelatortuga.

También dejo la opinión de un lector:

“El caparazón de la tortuga” se anuncia como un thriller psicológico y me alegra decir que dicha publicidad no engaña. Es un thriller en tanto que la trama nos plantea una situación de suspense que gira en torno al protagonista y esta avanza con un ritmo bien acompasado y acorde al grado de la intriga. El adjetivo psicológico, por otro lado, nos da una honesta pista de qué es lo que distingue a esta novela del resto: el desarrollo de un joven adolescente que se ve inmerso en una situación bastante kafkiana y en la que su evolución emocional jugará un punto clave a la hora de sorprender al lector con las decisiones tomadas y los giros argumentales que se sucederán durante la historia.

Me ha gustado especialmente el final de la novela ya que, al contrario de lo que ocurre a menudo en este género literario, el desenlace es intenso pero sin atropellarse; hacia el final del libro, la transformación psicológica del protagonista se desarrolla a través de etapas fugaces y consecutivas que están muy bien hiladas y se plantean con coherencia y credibilidad.

La constelación de personajes que completan el reparto es también muy interesante. Muchos de ellos aparecen durante espacios más bien breves de la narración y por tanto nos quedamos con una fotografía de cómo son, sin ver en ellos un desarrollo extensivo y pudiendo aparentar una inquietante superficialidad o intrascendencia. Todo lo contrario: algunos de ellos, a pesar de las pocas pinceladas que se nos dan para conocerlos, sirven como excelentes puntos pivote para que la trama avance o retroceda en una —siempre relevante— retrospectiva que nos lleve, por uno u otro camino, hacia el siguiente episodio lógico de la narración.