Paula Hawkins Photo: David Levene

Paula Hawkins Photo: David Levene

ENTREVISTA A PAULA HAWKINS POR ALEX CLARK

Su thriller de debut, LA CHICA DEL TREN ,  ha batido un récord en poder de Dan Brown por mantenerse 20 semanas consecutivas en la cima de la lista de los más vendidos. ¿Cómo te sientes?
Es muy bueno romper un récord. Es también, sin embargo, una cosa un poco artificial, ¿no? Ni siquiera estoy segura de cuando comenzaron los registros, y desde el punto de vista de un autor, eso no es lo más importante.

Después de haber trabajado como periodista financiera, pidió prestado dinero a su familia para mantenerse mientras escribió el libro.  Esto tiene que haberle dado una enorme presión ¿no?
Sí. Si esto no funcionaba tenía que volver a ser una periodista financiera o empezar a hacer algo completamente nuevo. Era la última oportunidad.

La historia gira en torno a lo que ve Rachel, cuya vida se está cayendo a pedazos, desde las 8:04 al inicio de la jornada a las 17:56. Recibimos atisbos de la vida de Londres, pero esto no es una novela de la ciudad, ¿verdad?
No, es más suburbana de metropolitana. Sentía más adecuado que era donde estas personas estarían viviendo en este momento de sus vidas. Yo no creo que hubiera podido ponerlo en el centro de Londres.

¿Cómo el libro comenzó a formarse en su imaginación?
He hecho un montón de viajes en tren y  siempre he pensado lo interesante que sería si realmente pudiera ser testigo de algo. Debido a que en realidad nunca sucede. ¡Nunca he visto algo interesante en un tren! Ves las casas, pero la mayoría de las veces nunca ves a la gente. Pero empiezas a ver cosas que traen imágenes a la mente -por ejemplo, los juguetes abandonados en el jardín trasero- y ahí empiezas a pensar.

Rachel se convence de que algo que ha visto es la clave para la desaparición de una mujer con cuya vida ella ha fantaseado…
Mi idea original era que alguien presenciara un acto de violencia, pero luego me alejé de esa idea, decidí que quería que fuera algo mucho más ambiguo.

También hay una gran confusión debido a que Rachel es un una alcohólica – un aspecto bastante comprometedor del libro. ¿Por qué decidió que su personaje fuera un alcohólico?
Yo había estado interesada en escribir sobre alguien que haya sufrido pérdida de memoria como resultado de beber alcohol por un largo tiempo. Leí un libro sobre los blackouts y las cosas extraordinarias que hacen las personas [cuando tienen esa experiencia]… Lo sé  porque he hablado con gente  a la que le ha sucedido y es algo muy extraño. Fundamentalmente cambia su sentido de culpabilidad y responsabilidad si usted no puede recordar algo. Si la gente te dice que  hiciste algo malo y no lo puedes recordar, entonces realmente no te sientes responsable. O en algunos casos se sienten responsables de cosas que no eran su culpa. Pensé que era algo interesante para jugar con las posibilidades.

Aunque este es su primer libro de suspenso, escribió varias novelas que podrían ser clasificadas como Chicklit bajo el nombre de Amy Silver, incluyendo Confessions of a Reluctant Recessionista. ¿Por qué ese cambio?
El primer libro de Amy Silver fue encargado, y no eran libros que salieron completamente de lo que quería escribir. No son el tipo de libros que leo,  aunque me gustó mucho escribirlos y fueron un gran entrenamiento, pero nunca me sentí completamente a gusto en ese género. Y a medida que iba escribiendo llegaron a ser más y más oscuros, y había más y más tragedia en ellos. Cuando el cuarto libro de Amy Silver no vendió muy bien, decidí que o bien lo hacía correctamente y escribía lo que realmente quería o renunciaba y empezaba una nueva carrera. Sentí que era la última oportunidad para hacer algo en ficción.

¿Quiénes son sus escritores favoritos de novelas de suspense y crimen? Sé que usted ha leído muchísimo a Agatha Christie, cuando usted estaba creciendo en Zimbabwe.
Más recientemente leo a escritores como Megan Abbott, Tana French, Harriet Lane, SJ Watson -hay tantos. Louise Welsh es fantástica, Cara Hoffmann, un escritora americana, escribe novelas de suspense muy interesantes. Adoro a Kate Atkinson, toda su literatura y en particular las historias de crímenes. Cuando estoy escribiendo, no leo mucho del género porque no quiero distraerse con ideas de otros escritores.

Los thrillers psicológicos, a menudo con un entorno doméstico, parecen ser un enorme éxito en el momento, Gone Girl  es un buen ejemplo. ¿Ser parte de esa tendencia hace que te sientas  encasillada o estás contenta?
No me opongo a su catalogada en ese género. No estoy segura de que sea nuevo. Creo que lo que pasa es que si Gone Girl  lo hace bien, entonces se convierte en un fenómeno y todo el mundo lo nota. Pero los libros de delitos en el ámbito doméstico se han escrito desde hace mucho tiempo. Y es este tipo de thrillers psicológicos  el que me interesa más. Si las mujeres se enfrentan a la violencia, un montón de veces es en el hogar. Esas son las realidades que quizás las mujeres enfrentan más; si vamos a ser víctimas de la violencia, por lo general es en un entorno doméstico. Estoy interesada no tanto en la delincuencia o el acto de la violencia en sí, sino en la psicología de la violencia y cómo se llega a ella.

Ahora está trabajando duro en su segundo thriller, que es acerca de dos hermanas. ¿Es más difícil escribir ese libro?
 Hay más presión. Cuando escribí La chica del tren, nadie sabía quién era yo, y eso es una posición bastante cómoda al escribir. El nuevo libro tendrá una sensación muy diferente en algunos aspectos, pero similar en lo demás. Me gustaría desarrollar algo más ese aire de paranoia pero tiene un reparto mucho más grande de personajes y será un libro menos claustrofóbico.

La acrtiz Emily Blunt propuesta para el perssonaje Rachel

La acrtiz Emily Blunt propuesta para el perssonaje Rachel.

Mientras tanto, La chica del tren parece que va a ser llevada al cine.
Sí, DreamWorks tiene los derechos. El director es Tate Taylor, quien dirigió The Help, y están en conversaciones con Emily Blunt, para el papel de Rachel. Yo estaría muy contenta con esa decisión. Creo que es una actriz maravillosa. Pero yo no estoy escribiendo el guión, ni siquiera lo he visto.

¿Quieres estar más involucrada?
No, no realmente. No lo he hecho antes y no sé nada acerca de la escritura para el cine. Sé que algunas personas son muy buenas en la adaptación de su trabajo, pero creo que sería algo muy arriesgado para hacerlo yo. ¡Y en todo caso quiero seguir con escribir otra novela!

(Publicado por el periódico inglés The Guardian)