La imagen gráfica de Soy un libro viajero fue creada por el diseñador Oscar Fernández-Chuyn

La imagen gráfica de Soy un libro viajero fue creada por el diseñador Oscar Fernández-Chuyn

Antonio Orlando Rodríguez de la Fundación Cuatrogatos concedió una entrevista a Eriginal Books para explicar el nuevo proyecto Soy un libro viajero.

¿Qué es Soy un libro viajero?

Es un proyecto de la Fundación Cuatrogatos que busca tender nuevos puentes entre los libros y la comunidad de Miami.  Se inspira en distintos programas de bookcrossing que se realizan en el mundo. Lo realizaremos durante todo el mes de agosto y consiste en dejar libros “abandonados” en distintos lugares de la ciudad, desde parques, hospitales y supermercados, hasta teatros, gimnasios y cafeterías. La idea es que esos libros, publicados en español, vayan al encuentro de sus posibles lectores. Cada libro lleva una pegatina que invita a ser leído y a permitirle, después, continuar su viaje, poniéndolo en manos de un nuevo lector.

 

Los libros llevan en sus cubiertas una llamativa pegatina con un texto en español y en inglés en el que se invita a quienes los hallaron a leerlos y a que, una vez que hayan disfrutado de ellos, los pongan en manos de otras personas para que estas publicaciones puedan continuar su viaje al encuentro de otros lectores.

¿Quiénes pueden participar?

Es un programa de fomento de la lectura que apuesta a lo lúdico, a la espontaneidad. Simplemente, puedes entrar en una lavandería o en la consulta de un dentista y descubrir un libro esperando por ti, pidiéndote que te lo lleves y lo disfrutes. Nuestra Fundación Cuatrogatos empezó este programa sin ningún tipo de apoyo, pero editoriales como Lectorum Publications, con sede en Nueva York, y Penguin Random House y Eriginal Book, de Miami, se han sumado a la iniciativa, entregándonos libros para que los pongamos a viajar. También algunos escritores nos han hecho llegar copias de sus obras para apoyar el proyecto.

¿Hay algún tipo de selección?

Seleccionamos materiales de lectura atractivos para adultos, jóvenes y niños. Los “libros viajeros” pertenecen a diversos géneros: hay desde novela, cuento, poesía, cómic y ensayo hasta obras informativas sobre temas como dietas, finanzas, educación de los hijos, astrología o yoga.  Nos interesa incluir muchos temas: thrillers, novela histórica, novela romántica, consejos para sobrevivir a una ruptura sentimental o instrucciones para moverse mejor en el mundo de Internet… Es una invitación a leer una gran variedad de libros.

¿Algún tipo de restricción?

No ponemos a viajar libros estropeados o con defectos. Tampoco los que promuevan mensajes que contradigan la filosofía humanista y plural que sustenta el trabajo de nuestra Fundación Cuatrogatos. Hacemos énfasis en libros de autores contemporáneos de reconocida calidad y aceptación, pero también concedemos un espacio importante a los clásicos (Cervantes, Tolstoi, Poe, Agatha Christie, Faulkner, Cortázar…).

Pero ¿cómo funciona?

Es muy sencillo. Reunimos los libros y los diseminamos por la ciudad. Las editoriales que se animen a contribuir con el proyecto Soy un libro viajero pueden enviar sus libros a nuestra dirección postal (Fundación Cuatrogatos, 10854 SW 88th Street, Unit 412, Miami, FL 33176). Durante este mes, los distribuiremos en espacios públicos de La Pequeña Habana, Kendall, Sweetwater, Doral, South Beach, Coral Gables… en fin, por diferentes sitios de Miami. Luego, el azar y la aventura se encargarán de hacer su parte y de poner esas obras en contacto con sus lectores.

¿Funcionará solamente en Miami o se extenderá a otras ciudades?

Inicialmente, en Miami.  Pero quizás más adelante la idea pueda ser replicada en otras ciudades.

Muchas gracias, Antonio Orlando