lector_cero copia

Los tres lingüistas que formamos parte de Lector Cero tenemos más de diez años de experiencia en el sector, igual que los correctores freelance que trabajan para nosotros cuando es necesario. En cuanto a páginas, llevamos más de 15.000 páginas editadas como empresa. Algunos de los libros corregidos se encuentran en la actualidad en el “Top 100” de Amazon.

Servicios

  • Edición ortotipográfica
  • Edición de estilo
  • Informes de lectura

Contacto

Web: http://lectorcero.com/

Email: info@lectorcero.com

Algunas preguntas a Lector Cero

¿Cómo resolverías como editor la distribución mundial que hace Amazon para un mismo libro teniendo en cuenta las sutilezas de las diferencias del idioma castellano en España y Latinoamérica?

No diferenciaríamos, siempre y cuando en el texto se mantenga siempre la misma línea idiomática. Pero si solamente se emplean “localismos” en algún momento, sí que aconsejaríamos hacer una edición en español y otra en castellano. Hemos tenido más de un autor que ha mezclado en su texto, por ponerte un ejemplo, el tú castellano y el usted español en el mismo personaje, y queda realmente mal.

¿Deberían los autores latinoamericanos hacer una edición especial para España ¿Deberían los autores españoles hacer una edición especial para Latinoamérica?

Enlazando con la respuesta anterior, si el autor sigue una línea coherente en su forma de expresarse, no. El español de Latinoamérica tiene un vocabulario muchísimo más rico que el castellano, por lo que consideramos que perderíamos gran parte de esa riqueza si se hiciese una edición diferente.

Respecto a los autores españoles, pensamos que no es necesario.

Cómo editor ¿cuáles son los errores ortotipográficos más comunes?

Fundamentalmente, las últimas normas de la RAE en cuestión de acentuación en lo referente a la ortografía y la utilización incorrecta de los signos de puntuación. En la tipografía, muchos, porque es imposible que una persona que está corrigiendo un texto escrito por ella, y que por ende se sabe de memoria, sea capaz de ver los fallos, porque lo tiene tan interiorizado que no lo lee con la atención con la que lo hace un profesional objetivo y que se enfrenta a su lectura por primera vez.

¿Y los errores de estilo más frecuentes?

Los errores de concordancia, las incoherencias y el grupo formado por laísmo, loísmo y leísmo. La utilización excesiva de gerundios y adverbios terminados en “mente” también ocupan un lugar privilegiado, así como la repetición de la misma palabra en un mismo párrafo o en uno próximo, por no tener un dominio amplio del léxico.

¿Algún consejo a los autores noveles?

Que no desesperen, que todo el mundo ha sido novel en algún momento y que no se promocionen con frases como “la novela que desbancó….”, “el mejor thriller desde…” o frases similares, porque a los lectores tanta pedantería les echa para atrás.

Que contacten con blogs para que lean su obra y si procede les hagan una reseña, que sepan aceptar las críticas negativas sin enfadarse con quién se las señala (porque una crítica constructiva es mejor que una positiva falsa) y que jamás suban una novela a una plataforma digital con faltas de ortografía o con fallos en la utilización de los signos de puntuación: los primeros pueden provocar que se abandone el libro, porque los errores ortográficos suelen “dañar la vista” y los segundos pueden cambiar completamente el sentido de las frases y hacernos perder el ritmo.