No. 2. Primer Encuentro de Autores Independientes, Madrid, Octubre  2015

blanca_miosi

Fragmento de la presentación EN LATINOAMÉRICA TAMBIÉN TE LEEN de Blanca Miosi, la autora en español más vendida en toda la historia de Amazon, en el 1er Encuentro de Autores Independientes, Madrid, Octubre 24, 2015

Un nuevo concepto de Latinoamérica

El término Latinoamérica no solo se refiere a una parte del continente, es una entidad, un crisol de nacionalidades, nunca mejor ubicado que en el Estados Unidos de hoy, en donde se funden peruanos, venezolanos, uruguayos, argentinos, mexicanos, ecuatorianos, bolivianos, colombianos, dominicanos, cada uno con sus diferentes matices e idiosincrasias pero unidos por un solo idioma: el español. Un idioma al que hemos sabido sacarle punta, y que en la actualidad es uno de los más hablados del planeta y también uno en los que más se lee y se escribe.

Amazon: la librería hispana más grande del mundo

Cuando hace cuatro años y tres meses publiqué en Amazon por primera vez inducida por el éxito de nuestro conocido compañero Fernando Trujillo, a quien considero el pionero de los escritores independientes en Amazon, no pensé que llegaría el momento en que me encontraría aquí frente a ustedes, pero es un hecho, y se debe a que en lugares tan lejanos como la Patagonia o tan exóticos como la Isla Galápagos hay personas que poseen un Kindle y tienen acceso a la lectura de manera fácil y económica. En la librería más grande del mundo. Si bien ya existían otros lectores electrónicos, fue Amazon la que hizo posible que la lectura se hiciera masiva con su lector Kindle, lo sé porque recibo cartas de lectores que de otra manera no hubieran podido tener acceso a mis libros.

Amazon.com,  Amazon México y Amazon Brasil son mercados muy importantes para los hispanohablantes, especialmente en Amazon.com los autores españoles son muy leídos por la enorme cantidad de latinoamericanos que habita en esta región y que buscan literatura en su idioma. Yo diría a los españoles que tuvieran más constancia en promocionar sus  obras dirigiéndolas a las tiendas Amazon de esta parte del mundo, un enorme mercado por conocer nuevos lectores.

Pero los escritores de esta parte del mundo no estamos solos. Contamos con la valiosa ayuda de una mujer que ha demostrado poseer una fuerza y un coraje extraordinarios Marlene Moleon. Desde Miami es la impulsora de los escritores independientes, tanto de Latinoamérica como de España. Su empresa Eriginal Books nos ha llevado contra viento y marea a participar en  dos oportunidades en la Feria del Libro de Miami.

[Nota de Marlene Moleon: Muchas gracias, Blanca]

También contamos con el programa radial La Hora Amazónica de la estación Voces Unidas que dirige el colombiano Freddy Piedrahita, desde San Francisco.

Los latinoamericanos no solo somos lectores

Pero los latinoamericanos no solo somos lectores. Resulta que hemos demostrado que también somos escritores. Solo hay que fijarse en la cantidad de latinoamericanos que han participado en el segundo concurso de Amazon para autores independientes; el segundo país con más participantes después de España fue Venezuela, y creo que tiene su razón de ser, pues somos un país con fuertes vínculos con el Norte, de manera que a pesar de ser por ahora una nación con grandes limitaciones materiales, tenemos gran afinidad con las nuevas tecnologías, y cuando digo esto me refiero a los escritores y lectores, no así a las editoriales que se han quedado rezagadas por muchos motivos, uno de ellos aunque ustedes no lo comprendan es por la falta de papel. Y también porque prefieren la comodidad que les brinda lo conocido, lo probado por ellas, no desean arriesgar y siguen publicando a los mismos de siempre. Ya no son únicamente los escritores principiantes lo que autopublican sus obras, ahora lo hacen autores consagrados como Matilde Asensi o Paulo Cohelo por mencionar solo a dos.

Somos los escritores autoeditados los que estamos impulsando en estos momentos la literatura en Latinoamérica, un movimiento que no es solo de escritores y lectores sino también de emprendedores.

Generación Kindle: escritores sin fronteras

El compañero Esteban Navarro, el policía de Huesca que escribe, cierto día cuando estábamos en Twitter dijo que había que darle una designación a esta nueva generación y después de varios nombres nominados por algunos de nosotros decidimos por una de sus sugerencias: Generación Kindle. Un término nunca mejor empleado, pues somos producto de la tecnología. Así como hubo una generación del 98 o el boom latinoamericano que surgió entre los años 60 y 70, esta vez la Generación Kindle engloba a los escritores de todo el planeta sin distingos de países, credos ni razas. Como en todo, es probable que a muchos no les guste el término, o que no deseen ser etiquetados, pero es así como nos recordarán, y eso denlo por hecho, lo que está ocurriendo en estos años será recordado como la Generación Kindle.

Somos escritores que hemos aprendido a ser editores a golpe de ensayo y error, tuvimos que ser creativos en todo sentido: Aprender a maquetar, a hacer portadas, a elaborar sinopsis, a fastidiar hasta el cansancio a nuestros amigos escritores para que fuesen nuestros lectores Beta, y en el mejor de los casos a contratar correctores, traductores, y no solo eso, también a internarnos en las redes sociales y trazar nuestras propias estrategias de venta, y todo sin olvidar lo más importante: que debemos seguir escribiendo.

Recibo a menudo cartas y mensajes con preguntas como: ¿Qué puedo hacer para que compren mis libros? Yo contesto siempre a todos, pero me hubiese gustado que la pregunta fuese: ¿Qué puedo hacer para que lean mis libros? Existe una gran diferencia. Es más importante ser leído aunque sea gratis. Y algunos de los aquí presentes lo saben. Con esto quiero decir que si la gente lee uno de nuestros libros y le gusta, comprará el siguiente aunque no forme parte de una saga. El que se vuelvan fieles lectores significa que lo estamos haciendo bien, y es en lo que debemos esforzarnos los escritores de la Generación Kindle, debemos tratar en lo posible de ser recordados no solo por un apelativo, sino por ser la generación que produjo la mayor cantidad de escritores valiosos. Tratemos de ser originales, no nos convirtamos en eco de novelas exitosas, no sigamos modas ni tendencias, creemos las nuestras, que sean otros quienes nos sigan después, que no se diga que la Generación Kindle fue flor de un día.

Como representantes de esta generación tenemos la obligación de hacerla imperecedera, no tanto por las facilidades que se tienen de publicar; también por la gran cantidad de autores desconocidos que sin respaldo editorial de ningún tipo ha logrado hacerse notar compitiendo codo a codo con escritores de renombre y en algunos casos sacándoles una delantera apreciable.

¿Qué ha significado la autoedición en Amazon?

La autoedición ha existido desde siempre, escritores que hoy se conocen como grandes, autoeditaron sus libros, sin embargo, en estos tiempos ha habido una reedición de la autoedición impulsada por Amazon y seguida después por muchas otras plataformas. ¿Qué ha significado esto para los escritores?

La liberación. Así es. Muchos se sintieron liberados de la opresión editorial, se sintieron libres de publicar sin pasar por el filtro editorial en ocasiones tan rígido, y en otras tan obsecuente, dependiendo del lector editorial que le tocara leer el manuscrito presentado. Algunos ni siquiera con el conocimiento suficiente de los datos que se mencionaban en la obra (lo digo por experiencia).  Lo cierto es que aún ahora para muchos, publicar por editorial posee un encanto que los seduce hasta el punto de entregar todos sus derechos.

Para los que pasamos por alto ese embrujo que significan las editoriales, la autoedición tiene un significado que va más allá de cualquier logro que hayamos obtenido los escritores. La era digital ha dado un cambio radical a nuestras vidas, nos ha permitido por primera vez ser dueños de nuestro destino,  porque ahora somos capaces de exhibir y vender nuestros libros a lo largo y ancho de la geografía mundial. Nos ha convertido en escritores sin fronteras. Y lo digo yo que empecé publicando por editoriales y nunca tuve problemas para que mis libros fueran aceptados.  Conozco ambos mundos y por eso puedo ver la diferencia. La autoedición nos abrió muchas puertas pero también, repito,  nos creó muchas responsabilidades para no llenar de obras sin valor literario el escenario que tan amigablemente nos han proporcionado. Así pues amigas, amigos, tomemos a la autoedición como una oportunidad que no debemos desperdiciar. Escribamos libros que trasciendan, no nos dejemos deslumbrar por los primeros lugares de los rankings, muchas veces producto de lectores cuya única finalidad es el entretenimiento vano, artificial… dejemos una huella profunda y valiosa como los precursores de la Generación Kindle de la era amazónica, eduquemos a nuestros lectores menos avezados proponiendo obras de calidad, una tarea que ya ha empezado en Perú con el proyecto “Un millón de niños lectores”.

Y llegado a este punto y para no aburrirlos más, solo me queda agradecer a Amazon, en especial al señor Rex Czuba, al apoyo que siempre me han mostrado los compañeros escritores y sobre todo a los lectores, quienes hacen posible que uno exista y que esté más vigente que nunca la frase de nuestra compañera Mercedes Gallego: “Ahora no hay tiempos muertos. Hay tiempos Kindle”.