el_lector_cadaveres

Cuando decidiste escribir una novela basada en la vida de Ci Song, el primer forense de la historia ¿qué trama tenías en mente?

Con EL LECTOR DE CADÁVERES pretendía conseguir una historia que al mismo tiempo fascinara y sorprendiera; una novela que no dejara a nadie indiferente. Y para ello contaba con un personaje extraordinario, un adelantado a su tiempo capaz de resolver los crímenes más terroríficos con la ayuda de métodos hasta entonces jamás sospechados, con la eficacia de un auténtico CSI de la antigua China. Sin embargo, para conseguirlo no bastaba con un personaje de película ni una ambientación asombrosa. También era preciso dotar a la trama de un ritmo demoledor que dejara sin respiración al lector gracias a los terribles acontecimientos que acompañaron al protagonista durante su intensa vida.

Partiste de tres párrafos de información biográfica de Ci Song ¿cómo rellenaste su historia?

Realmente, aunque su biografía no era demasiado extensa, sí lo eran los cinco tratados que escribió y en los que relató detalladamente todos y cada uno de los casos casos que resolvió, sus métodos pioneros y los castigos que recibieron los criminales, de modo que me basé en ellos para conformar un thriller que reflejara de forma verosímil el mundo de los primeros lectores de cadáveres, la élite de super jueces cuya obligación, incluso a riesgo de su propia vida, consistía en resolver aquellos asesinatos que parecían irresolubles.

Al principio de la novela, cuando piensas que Ci Song ha tocado fondo  ocurre un nuevo percance. Luego te dices “ahora sí que llegó al final de los infortunios”, pero todavía acontece una nueva desgracia y otra más ¿por qué ese interés en que el personaje sufriera tantas adversidades?

En realidad no obedece a un interés específico, sino a la realidad de su vida. El hecho de que el protagonista fuera un joven de origen humilde que en su condición de pionero y con el solo propósito de descubrir la verdad, se enfrentara a las milenarias tradiciones chinas y a sus poderosos defensores, le deparó numerosos enemigos además de terribles consecuencias. En cualquier caso, a veces solemos enjuiciar sucesos de épocas pasadas con un enfoque actual, imaginando erróneamente que tanta violencia e injusticia no era posible. Sin embargo existían torturas como la muerte de los mil cortes, o padres que convertían a sus hijos en eunucos para que tuvieran una vida desahogada en la corte, hechos que hoy en día nos parecen impensables. Así era China en aquella época. Una sociedad capaz de lo mejor y de lo peor.

¿Cuál fue el mayor escollo que encontraste durante la investigación?

Tuve la fortuna de contar con la colaboración del conservador del Museo de la Historia de Hangzhou, quien resolvió muchas de mis dudas y me relató hechos sorprendentes, como por ejemplo, que los chinos disponían en aquella época de sismógrafos de precisión, que inventaron los billetes de banco en cuyo anverso figuraba un criminal ahorcado para disuadir a quienes intentaran falsificarlos o que construían barcos insumergibles del tamaño de un campo de soccer. En Estados Unidos, tanto el Metropolitan como el Museo de Historia Natural alojan colecciones de la dinastía Song que me fueron de gran ayuda durante mi investigación.

¿Y a la hora de escribir?

A la hora de escribir lo más importante es olvidar el querer contar una historia auténtica para concentrarse en contar una auténtica historia. Y para eso te tienes que centrar en los personajes, en sus miedos, sus debilidades, sus anhelos y sus ambiciones. Ellos son quienes construyen la magia que nos hace soñar y disfrutar cuando leemos. De sus manos transitamos por mundos desconocidos, unas manos que nos arrastran a un tiempo lejano y oscuro, repleto de venganzas, de pasiones y de crímenes. Nos preocuparemos por ellos si lo que les sucede merece la pena. Si ellos, los personajes, merecen la pena.

EL LECTOR DE CADÁVERES: ¿novela de aventura, histórica, thriller o policíaco?

El lector de cadáveres es una novela ambiciosa, una novela construida para disfrutar de principio a fin. Una novela histórica basada en un personaje fascinante, una temática original repleta de aventuras, de giros continuos, de sorpresas, de acción, de suspense. Creo que es una novela que cautiva por todos esos ingredientes que mezclados con maestría hacen que no te preguntes el género de la novela, y que tan solo te dejes llevar por las emociones que te arrastran a querer leer sin respirar.

La nota de cierre del libro termina con una cita: “en realidad, solo existen dos clases de novelas: las buenas y las malas”. ¿Qué es para ti una buena  novela?

Una buena novela es aquella que no cae en el olvido. Es esa historia que recuerdas, que recomiendas, que hablas de ella, el tipo de novela que almacenas junto a aquellas primeras lecturas que te impresionaron de joven y que aún perviven en tu memoria y en tu corazón.

Muchas gracias Antonio por el tiempo y  muchos éxitos en la próxima novela .  ¿Sabes que Eriginal Books recomienda a EL LECTOR DE CADÁVERES? Una gran novela. Los lectores pueden leer la reseña aquí