mercedespintomaldonado

Por Mercedes Pinto

Aunque he firmado seis de mis ocho obras con editoriales y en este momento solo poseo los derechos de HIJOS DE ATENEA y CARTAS A UNA EXTRAÑA, además de no descartar aceptar un contrato que me agrade en un futuro, siento especial empatía por los AUTORES INDEPENDIENTES. No es una querencia gratuita ni subjetiva, mi respeto a los escritores que autopublican ha ido creciendo después de seguir a muchos compañeros en las redes y leer obras magníficas, muchas de ellas, injustamente, no han alcanzado el lugar merecido con respecto a otras que incluso antes de su nacimiento ya tienen la publicidad de un buen sello editorial o el propio nombre del escritor, cuya fama, merecida o no, precede a cualquiera de sus historias.
Tengo la suerte y el honor de conocer a muchos compañeros indies, la mayoría de ellos son unos luchadores incansables, trabajadores y enamorados de la literatura hasta lo indecible. Autores que pulen sus textos, maquetan, buscan portadas, publicitan ingeniosamente… hacen lo imposible por llevar a los lectores novelas extraordinarias. Me consta que muchos viven al mínimo, ellos solo quieren tener a quién contar sus historias.

twitter_mercedes

La creencia de que los autopublicados son los desahuciados de las editoriales ya es pasado. Hoy sabemos que, como es mi caso, muchos de nosotros lo somos por mera elección; porque no estamos dispuestos a delegar en otros nuestra responsabilidad a no ser que nos ofrezcan las mínimas garantías, que también ocurre, todo hay que decirlo. De manera que ser independiente hoy no significa forzosamente poseer los derechos de todas tus obras, sino ceder solo los que implican un trato justo, para el editor, para el autor y especialmente para la obra.
Me enorgullece muy especialmente cómo en los últimos años un buen puñado de autopublicados están despuntando, incluso por encima de dependientes consagrados, porque sé el arduo trabajo y dedicación que hay detrás de esos escritores, además de los cientos de miles de lectores valientes: LECTORES INDEPENDIENTES que deciden por ellos mismos qué les gusta y se atreven a opinar y recomendar abiertamente en contra de las pautas establecidas, en muchas ocasiones obsoletas y rancias, alejadas del verdadero sentido libre del arte y de este Segundo Renacimiento Literario: EL MOVIMIENTO INDIE, al que sin lugar a dudas estamos asistiendo, y que estudiaran nuestros nietos en la asignatura de literatura.
AUTORES Y LECTORES INDEPENDIENTES, gracias por optar por la libertad y la verdad.
M. Pinto, escritora indie, libre.
Author.to/MercedesPintoMaldonado
http://www.mercedespinto.com/

twitter2jpg