1-24-2016 4-48-58 fernando_gamboa

Amazon.com tiene una lista de los autores más populares -es decir aquellos que más ventas han tenido-. Esta lista se actualiza cada hora, como todas las listas de los libros más vendidos de Amazon.

Entre los autores más populares aparecen por supuesto algunos archiconocidos: J.K.Rowling, James Patterson, David Baldacci, Stephen King, George R. R. Martin, Lee Child, John Grisham, Michael Connelly… y otros tantos que también son autores bestsellers del New York Times.

En esa lista de autores más populares están presentes otros que han despuntado con una obra que los ha catapultado a la  fama: la inglesa Paula Hawkins (The Girl on the Train), la alemana Corina Bomann (La isla de las mariposas), la japonesa Marie Kondō (La magia del orden) o la estadounidense de origen indonesio Tiffany Tsao (The Oddfits).

También es grato encontrar en la lista de autores populares a algunos clásicos como William Shakespeare y  J.R.R. Tolkien

Pero la gran sorpresa es encontrar a dos hispanos en esa lista: la mexicana Lorea Canales  y al español Fernando Gamboa.

Gamboa, autor independiente y defensor de las ventajas de publicar de manera independiente, empezó su larga trayectoria de éxitos con LA ÚLTIMA CRIPTA, novela de aventuras que estuvo por varios meses en el No. 1 de Amazon España y Amazon.com. Luego le siguieron otras novelas que también se convirtieron en superventas: CIUDAD NEGRA, CAPITAN RILEY y TIERRA DE NADIE.

Es muy difícil para un autor hispano entrar en el altamente competitivo mercado estadounidense. Los pocos escritores hispanos que lo han logrado es porque han publicado en inglés, como por ejemplo del cubano Carlos Eire con WAITING FOR SNOW IN HABANA, que ganó el National Book Award en el 2003. Pero hoy en día Amazon, la mayor tienda universal de libros, y Amazon Crossing , un servicio de traducción que brinda la compañía, están poniendo su grano de arena en la transculturación de la literatura.

Ahora los lectores de habla inglesa pueden leer las obras de Fernando Gamboa en inglés:  CAPTAIN RILEY, THE LAST CRIPT y BLACK CITY  .

¡Felicidades Fernando Gamboa por ser el primer autor hispano en los los TOP 100 AMAZON AUTHOR RANK!

Para los que quieran saber más de Fernando Gamboa, a continuación un artículo que escribió Fernando para el libro BESTSELLERS 2.0 HISTORIAS DE ÉXITO EN AMAZON.


 

fernando_gamboa

Me llamo Fernando Gamboa y soy un escritor independiente

Me llamo Fernando Gamboa, soy un escritor independiente, y he tenido la fortuna de que dos de las novelas que puse a la venta en Amazon, La última cripta y Ciudad Negra, han ocupado durante muchos meses los primeros puestos de las listas de ventas en lengua castellana, tanto en España como en América. Mi experiencia por tanto, como autor independiente al margen del engranaje editorial tradicional, no puede ser mejor.

El inicio

Seis años atrás, había publicado mis dos primeras obras a través de una editorial española recién creada, y que para su lanzamiento apostó fuerte por un grupo de grandes escritores como Juan Gómez-Jurado, Javier Sierra o Alberto Vázquez Figueroa, y entre los cuales decidieron incluirme, así que mis perspectivas de futuro en aquel momento, al encontrarme inesperadamente formando parte de tan selecto grupo de autores, eran más que optimistas. Sin embargo, dos años más tarde todo aquel optimismo se había transformado en una decepción absoluta. Aquella nueva editorial jamás llegó a funcionar como era debido, y aunque publicaron una buena cantidad de títulos, ni la distribución, ni la promoción, ni las ventas, llegaron a ser nunca lo que podía esperarse, e inevitablemente unos meses más tarde, la editorial quebró.

Un par de certezas

Esa desafortunada circunstancia me dejó con dos libros publicados pero muy mal explotados en España —que ninguna otra editorial quería comprar por no ser inéditos—, y un par de certezas. La primera, que no siempre es buena idea dejar el fruto del trabajo propio en manos de terceros, y la segunda, que a pesar de todo debía seguir escribiendo y demostrarme a mí mismo que podía convertirme en escritor profesional.

Durante los siguientes tres años, eso fue exactamente lo que hice. Escribir cada día, viviendo de las ventas de mis novelas en otros países —donde por fortuna, hicieron las cosas mucho mejor que aquí—, y a la espera de recibir un día una llamada de mi agente, para informarme de que había una editorial interesada en publicar mis obras.

Pero esa llamada nunca llegó.

Algo llamado Amazon

De ese modo llegó el año 2012, y gracias a otros autores con los que mantenía el contacto descubrí la existencia de algo llamado Amazon. Una gran tienda minorista en internet, en la que al parecer también se vendían libros en formato digital —aún no había visto un ebook en mi vida—, y para colmo, daban la posibilidad de poner a la venta cualquier obra de forma independiente, ofreciendo además un porcentaje de las ventas mucho mayor que la editoriales tradicionales.

Por supuesto me faltó tiempo para empezar a recabar información sobre cómo publicar en dicha plataforma, y leyendo libros sobre el tema, rebuscando en blogs y preguntando sin timidez a todos los autores que ya tenían sus obras en Amazon, ese mismo año me lancé a la piscina de la autopublicación, desoyendo no pocas advertencias sobre lo que ello podría suponer en pérdida de prestigio en el mundo editorial y cultural. Pero en realidad yo no creía haber logrado ningún tipo de prestigio, y aunque así fuera, para un escritor lo único importante es que los lectores le lean, y cuantos más, mejor. El prestigio es solo una consecuencia, y aún no he encontrado un supermercado donde me den la posibilidad de pagar en efectivo, tarjeta, o prestigio.

El resultado

El hecho es que puse casi todos mis libros a la venta —cuatro hasta el día de hoy, y que posiblemente serán seis antes de que acabe el año—, y a día de hoy cuento mis lectores en Amazon por decenas de miles, logrando un éxito como autor independiente que no habría podido imaginar yendo de la mano de una editorial. Y aunque la publicación independiente obliga a aprender a usar las redes sociales de forma comercial, empleando para ello más horas de las que serían deseables, y el resultado de este esfuerzo no siempre se ve recompensado, hoy y en el futuro, esta será parte ineludible de la tarea de un escritor, así que no hay que lamentarse por ello sino esforzarse para hacerlo cada día mejor.

Los verdaderos protagonistas

Ahora ya no hay trampa ni cartón, no hay separación entre escritores y lectores. Ese Muro de Berlín ha sido derribado y los autores independientes están tomado por asalto lo que por derecho les pertenece. Esto tiene un precio, por supuesto, pero creo que vale la pena pagarlo si a cambio logramos que nuestra obra llegue a todos los rincones del mundo.

En definitiva, gracias a esta revolución del libro digital los dos auténticos protagonistas del arte literario, que no son otros que los escritores y los lectores, ocupan por fin el lugar que se merecen.

Esta revolución, ya ha comenzado.