marc_randolph

¿Quién puede ser un empresario innovador? Cualquiera, según Marc Randolph, cofundador de NETFLIX.  No tienes que estar en Silicon Valley, puedes vivir en Buenos Aires o New Dehli. No tienes que  tener un entrenamiento especial; ni tienes que ser el mejor en tu campo. Entonces, ¿qué es lo que necesitas? Randolph opina que solo hacen falta tres elementos para ser un empresario innovador:

  1. Disposición para tomar riesgos y fallos
  2. Una idea
  3. Tener confianza en ti mismo

Empezar una nueva compañía, crear un nuevo producto, hacer las cosas de una manera diferente son acciones riesgosas. No hay garantías. Tienes grandes probabilidades de fracasar.  Es por eso que tienes que estar dispuesto a dar el salto al vacío sin tener garantías del resultado.

La idea no tiene que ser compleja. No tiene que ser una gran idea (un ejemplo, Post-it note) . Ni siquiera tiene que ser totalmente original (Amazon). Solo tiene que ser una idea de cómo hacer algo de manera diferente (Uber).

Si un lunes tienes veinte ideas, es posible que el miércoles hayas eliminado la mitad y el viernes te quedan cuatro con posibilidades, hasta que al final te hayas quedado con una idea valiosa. Pero si no actúas, si no haces algo con respecto a esa idea, si no tomas riesgos, solo quedará en una buena idea, olvidada en un cajón.

William Goldman es un novelista, dramaturgo y guionista. Autor de una veintena de guiones producidos y ganador de dos premios de la Academia (Oscar) por los guiones Dos hombres y un destino (1969) y Todos los hombres del presidente (1976). Sin embargo, las palabras más valiosas que ha dicho Goldman son “Nadie sabe nada”, refiriéndose a Hollywood. Se han dado casos de filmes con producciones millonarias y un elenco de estrellas que han sido un rotundo fracaso de taquillas y, por otro lado, filmes de bajo presupuesto, con actores poco conocidos han sido absolutos éxitos de ventas. ¿Por qué? Porque “nadie sabe nada”. Porque es muy difícil pronosticar el éxito.

Con una buena idea para un negocio -si es algo realmente diferente e innovador- no tendrás suficiente información para determinar si funciona si no tomas el riesgo. Deberás probar tantas ideas como puedas de la manera más barata y rápida. El dinero que se pierde se puede volver a ganar, pero el tiempo no se recupera.

Por último, siempre existen los que te dirán que la idea no funciona, que es mala o simplemente disparatada. Por eso es que la tercera condición para ser un empresario innovador es tener confianza en tu idea. Tener confianza en ti mismo.  Tendrás que desafiar muchos escollos y desconfianzas.

TRES ANECDOTAS DEL INICIO DE NETFLIX

No celebres demasiado pronto, prepárate para las eventualidades

El 14 de abril de 1997 el website de Netflix estuvo por primera vez online, en vivo en internet.

El programador había preparado que sonara una campanilla cada vez que se ejecutaba una venta. Todo el equipo estaba sobre ascuas, tensos a la espera del primer cliente, hasta que se escuchó el primer “Tin”.  Todo el equipo sonrió. Luego se escucho “Tin, tin”. Las sonrisas se ampliaron. Poco después el repiqueteo era imparable: “tin, tin, tin, tin, tin, tin, tin”.  Las sonrisas se convirtieron en risas y palmadas. Alguien fue a buscar las botellas de champagne para brindar por el éxito, cuando de pronto, se hizo un silencio absoluto. No se escuchaba ningún tímido “tin”. Apenas siete minutos había durado el servidor. No habían previsto tal multitud de visitantes. Todo el equipo tuvo que correr para tener listo otro servidor más potente lo antes posible.

Mirar a largo plazo

Al principio, el 90% del ingreso de NETFLIX provenía de las ventas de DVDs, apenas un 10% correspondía al alquiler. Mantener ambos servicios: alquiler y venta no era fácil porque algunos filmes estaban autorizados para venta, otros solo para alquiler y un tercer grupo podían alquilarse y venderse. Más allá de las complicaciones para el diseño y actualización de las distintas bases de datos, almacenamiento diferenciado y otros asuntos logísticos, el problema dejaba a la compañía en una confusa definición de su misión. ¿A qué se dedica Netflix? ¿Venta o alquiler de DVDs? A pesar de lo aparentemente absurdo de la decisión, los ejecutivos de Netflix decidieron dedicarse al alquiler de DVDs.

Sabían que lo que más molestaba a  los usuarios de Blockbuster era el pago de multas por la  devolución tardía de los DVDs.  Decidieron entonces cobrar una cuota fija mensual. No habría multas por entregas tardías. A partir de esa decisión empezaron a despegar los ingresos de Netflix.

Tienda Blockbuster

Tienda Blockbuster

Transforma tu negocio antes de que lo hagan otros (“Disrupt Your Business Before Someone Else Does”)

En el año 2000 Blockbuster tenía casi 9,000 tiendas de alquiler de videos en todo el mundo.  La compañía tenía un valor de $8.4 billones de dólares. Pero ese año no había sido bueno para Netflix. Habían reinvertido y tenían un balance negativo de $20 millones. Sin embargo, sus fundadores, Red Hastings y Marc Randolph, tenían confianza en el modelo de negocio. En una reunión en la ciudad de Dallas, en las oficinas centrales de Blockbuster, Red y Marc proponen fundir Netflix a Blockbuster por un valor de $50 millones. El motivo de la propuesta era aprovechar la clientela que Blockbuster tenía establecida. Los ejecutivos de Blockbuster se carcajearon efusivamente. ¿Qué se creían esos jóvenes mocosos vestidos con camisas hawaianas? ¿Piden cincuenta millones por ese negocio de poca monta?

Marc Randolph dice que fue un momento duro, pero siguieron adelante. Diez años más tarde, Blockbuster fue a la bancarrota.  Hoy Netflix tiene más de 80 millones de usuarios.

Fuente

Resumen de la presentación de Marc Randolph en Emerge Americas,  evento de innovación tecnológica, Miami Beach, 18 abril 2016

Nota

Pienso que la experiencia de un empresario innovador puede ser útil a los autores independientes, porque todo autor es un empresario.